energías renovables

Las energías renovables crecieron en España 10% durante 2019

El mes de enero suele ser un período de balances y análisis, ya que en diferentes organizaciones, y hasta en el ámbito personal, uno obtiene los resultados totales de las actividades que se realizaron durante el año anterior. En este artículo presentaremos un balance sobre las energías renovables.

En este caso, la Red Eléctrica de España informó esta semana que durante todo el 2019 la energía renovable creció alrededor de un 10%, lo que elevó a 49,3% por ciento del total de la energía española en base a energías limpias. Solamente con esta cifra ya podríamos decir que el año que se fue terminó siendo exitoso para el sector de las energías renovables. Pero hay más todavía.

Durante el año 2019, creció la generación eléctrica no contaminante en España. Con los casi 5.000 megavatios (MW) que se incorporaron este año a las red eléctrica central, se alcanzaron unos 108.000 MW generados gracias a energías renovables y consideradas “verdes” o no contaminantes.

Solar y eólica, las líderes entre las energías renovables

Los dos tipos de energías renovables con más presencia en el país, la solar fotovoltaica y la eólica, impulsaron el crecimiento con un fuerte incremente en la generación eléctrica. La energía solar  se convirtió en la tecnología que más aumentó con respecto al 2018: durante el año que acaba de terminar hubo un 66 % más de potencia instalada, llegando a los 7.800 MW de potencia instalada.

Por su parte, la energía eólica sumó más de 1.600 nuevos MW. Con este crecimiento, la energía generada gracias a la fuerza del viento se ubicó por encima de los 25.200 MW instalados en nuestro país.

Un dato para resaltar fue la aparición de la energía eólica marina. Es que en 2019 entró en servicio el primer molino “off shore” de España, ubicado en la isla de Gran Canaria. Su potencia es de 5 MW. Para las estadísticas del sistema central energético español, su energía se suma a la columna de energía eólica. Sin embargo, hay algunas pequeñas diferencias entre la energía eólica tradicional y la marina.

Los beneficios de la energía eólica marina

Una instalación en el océano evita los accidentes geográficos que presenta la tierra a pocos kilómetros de la costa, y que puede reducir la velocidad de los vientos. Sin esta problemática, el aerogenerador instalado en el mar puede funcionar más horas a lo largo del día.

Otro punto a favor de los aerogeneradores en el mar es que tienen un impacto visual mucho menor a los terrestres. Sus torres son de menor altura. Y al flotar en el agua, no hay que trabajar especialmente adaptarlas al terreno sobre el que se erigen, como ocurre en las estructuras de la energía eólica tradicional.

España sin carbón

La descarbonización del sistema energético español también ha sido relevante el año pasado. El principal impulso del año llegó desde el Estado, con la puesta en vigencia de la Ley de Autoconsumo energético

El texto de la norma, establecido en el Real Decreto 15/2018, afirma que “el sistema energético ha iniciado un proceso de transición hacia un nuevo paradigma caracterizado por la descarbonización, la descentralización de la generación, la electrificación de la economía, la participación más activa de los consumidores y un uso más sostenible de los recursos”.

Gracias a los beneficios que la ley les otorga a los usuarios que apuestan a la instalación de paneles solares en sus hogares, el carbón y las centrales que lo utilizan siguieron perdiendo su presencia dentro de la generación eléctrica para abastecer a la red central de España.

Tampoco podemos dejar de lado el cierre de la central de carbón Anllares, en León, que ha eliminado 347 MW de potencia instalada de generación contaminante.

Pero el verdadero hito para la historia energética española ocurrió desde el 13 de diciembre pasado a las 23:50 hasta el 15 de diciembre a las 21:20. Durante esas casi 46 horas, España peninsular no generó ni un vatio proveniente de energía con carbón. El país logró independizarse de esta energía antigua, no renovable y contaminante.

Menos demanda energética

El informe sobre el consumo de energía 2019 arrojó más datos. Por ejemplo, la demanda de energía eléctrica retrocedió 1,5 % con respecto al 2018.

Los 264.843 GWh que se necesitaron para abastecer la demanda de España, explica el informe oficial, en realidad significan un 2,5% menos que el año anterior “si se tienen en cuenta los efectos de la laboralidad y las temperaturas».

Entrando en más detalles, «una vez aplicados los efectos del calendario y la meteorología, la demanda peninsular ha disminuido un 2,7 %, creciendo en Baleares y Canarias un 1,8 % y 0,2 % respecto al 2018 respectivamente”.

Menos energía contaminante

Ya dijimos que casi la mitad de la capacidad total de la energía española es en base a instalaciones de energías renovables (49,3 %). Pero es aún más remarcable que el 58,6 % de la electricidad producida durante 2019 en todo el país fue gracias a tecnologías que no emiten dióxido de carbono a la atmósfera. En épocas de debates y necesidad de cambios de paradigmas en la lucha contra el cambio climático, esta cifra es realmente importante.

ordenador móvil

Dispositivos móviles con energía solar

La energía solar es la energía renovable que está más alcance de la mano de los usuarios residenciales en todo el mundo. Pero todavía no es común observar dispositivos móviles con energía solar.

Es verdad que la energía eólica sufrió un desarrollo más fuerte en los últimos años, la necesidad de construir parques eólicos para su aprovechamiento aleja a este estilo de energía de las casas u hogares. Es más común observar las gigantescas aspas en espacios abiertos, rurales, alejados de la población. Incluso en el mar, con la cada vez más avanzada energía eólica marina. Allí se aprovecha al máximo la potencia del viento en un lugar sin restricciones físicas como el océano. En cambio, la energía solar es más accesible para un hogar. Los paneles se pueden instalar en un jardín pequeño. En la azotea o en el mismo techo de nuestra casa o edificio. Y a partir de ellos, aprovechar la energía solar fotovoltaica para el consumo diario de electricidad que necesitamos.

Cada vez es más común el hecho de que un usuario logre que su casa funcione casi en su totalidad gracias a la energía solar que produce con sus paneles. Esa energía se vuelva a la red y todos los dispositivos que conectemos recibirán la electricidad.

Refrigeradores, congeladores, lavadoras, hornos de microondas, y tantos otros electrodomésticos, están permanentemente conectados a la red. Pero hay otros dispositivos más tecnológicos que son de uso más frecuente, y que cada vez que su batería se agota, es necesario enchufarlos para volver a utilizarlos. Hablamos de teléfonos móviles. Y ordenadores personales, notebooks y netbooks. O tabletas personales. ¿Es posible alimentarlos gracias a energía solar?

El ordenador móvil del futuro

Este comienzo de año trajo una revelación. En las redes sociales, y entre los usuarios adictos a lo último de lo último en aspectos tecnológicos, apareció una supuesta patente de una tableta cuya batería se alimenta gracias a energía solar.

El gigante tecnológico Microsoft podría estar planeando algunos cambios revolucionarios para su modleo Surface Pro 8. Los bocetos que se filtraron muestran que el dispositivo podría estar equipado con un Type Cover con un panel solar incorporado.

La patente está fechada en el 2018 pero recién se hizo pública en estos primeros días del 2020. Lleva el nombre “Cubierta del dispositivo móvil con panel solar integrado”.

En la imagen filtrada se puede distinguir un dispositivo similar a la tableta Surface Pro, con una “cubierta solar” que actúa como un soporte y con un teclado integrado.

tablet energía solar

tablet energía solar

Lo que puede ser una revolución en los dispositivos móviles con energía solar aparece en la parte posterior. En la nueva cubierta aparecen cuatro paneles solares que se pueden usar para cargar el dispositivo desde una fuente de luz externa.

Es una idea maravillosa. En caso de que esta patente pueda ser desarrollada y verse plasmada en una tableta real, seguramente sea un éxito de ventas. Con el cambio de visión acerca de la utilización de la energía que ha sufrido la sociedad, un dispositivo que pueda alimentarse completamente gracias a la energía solar, sin estar conectado a la red eléctrica central, sería un paso gigante en el ambiente tecnológico para impulsar aún más el desarrollo de dispositivos móviles con energía solar.

Y demostraría con un simple ejemplo que las energías renovables no son algo alejado al usuario individual, sino que todos podemos acceder a sus bondades, beneficiando así a nuestro bolsillo y al medio ambiente.

SOL, el pionero de la energía solar

Hace ya siete años fue presentado el primer ordenador móvil que podía cargar su batería íntegramente con energía solar. Se trata del ordenador portátil SOL, que es capaz de cargar, en sólo dos horas, una batería que da para 8 o 10 horas de uso del portátil.

El principal problema que detectaron los usuarios fue justamente la practicidad de esa recarga gracias a la energía renovable.

Para lograr la recarga de energía, este ordenador portátil despliega unos paneles solares que se encuentran en su parte trasera, como si fuera una antena parabólica. No es muy estético. Y aunque cumple perfectamente con su cometido, finalmente necesitas demasiado espacio para utilizarlo como portátil.

ordenador energía solar

ordenador energía solar

En cambio, esta nueva patente de Microsoft que se filtró no expande el espacio físico del dispositivo. Es una gran ventaja. Y también es una muestra de todo lo que se ha avanzado en materia de dispositivos móviles con energía solar en los últimos años.

Baterías cargadas con energía solar

Desde hace ya algunos años muchas empresas fabricantes de teléfonos inteligentes han incorporado paneles solares en las carcasas o incluso en la pantalla del móvil. Pero, como la mayoría de las veces con nuevos inventos, los resultados no fueron satisfactorios.

Los primeros cargadores solares que salieron al mercado solamente mantenían la carga de la batería. O ni siquiera eso, apenas retrasaban el agotamiento. En cualquier cosa, la carga no aportaba más de 15% a la batería y solamente con el sol radiante impactándole de lleno

Con el desarrollo tecnológico de los paneles cristalinos  se mejoró sensiblemente la manera de alimentar diferentes dispositivos como móviles, tabletas e incluso ordenadores portátiles.

Pero es necesario entender que este tipo de tecnología funcionará mejor cuando reciba la luz solar de manera directa, sin ningún tipo de interferencia como las nubes o una ventana. Si no creamos las condiciones ideales, es muy probable que los paneles solares no trabajen al máximo de sus posibilidades, y así la recarga de la batería no sea la mejor.

Si uno va a comprar un cargador portátil que funciona con energía solar hay que tener en cuenta que si se pasa la mayoría del día en casa o en la oficina no tiene mucho sentido.

Estos dispositivos móviles con energía solar funcionarán correctamente mientras realizamos actividades al aire libre. En esas situaciones el cargador solar puede ser muy útil.

Con respecto a su durabilidad, los cargadores genéricos tienen una vida útil inferior a los dos años. El motivo es que la batería interna se desgasta por los irregulares ciclos de carga.

Evidentemente, queda mucho camino para recorrer en el desarrollo de los dispositivos móviles con energía solar. Pero sin dudas, el avance es indetenible.

El autoconsumo de energía solar es furor en Euskadi 1

El autoconsumo de energía solar es furor en Euskadi

El Ente Vasco de la Energía (EVE) informó que los proyectos de autoconsumo de energía solar crecieron un 1.600%  en el recientemente finalizado 2019, por lo que la potencia instalada por energía solar aumentó la increíble cifra de 5.200 por ciento.

Los datos surgen del Balance del programa de ayudas EVE 2019. En este trabajo,  se registraron 3.600 proyectos que fueron apoyados oficialmente a lo largo de todo el año.

Entre todos esos proyectos de autoconsumo de energía solar, aportan un ahorro energético del 0,6% del consumo final de energía de Euskadi.

En total, a través del programa de ayudas del Ente se destinaron quince millones de euros a subvenciones. El fuerte impulso estatal, y los diferentes cambios en las leyes fomentaron un crecimiento exponencial de los proyectos de autoconsumo de energía solar. De los 17 que había hace apenas dos años, ahora se pasó a 276.

El informe del EVE sobre el autoconsumo de energía solar

El programa de las ayudas del EVE recibió 3.598 solicitudes aprobadas de proyectos destinados a reducir el consumo energético.

El Ente explica en su informe de fin de año que «la contribución a la puesta en marcha de proyectos de aprovechamiento de fuentes energéticas renovables para la producción de electricidad ha destacado por los 7,8 megavatios que se han instalado en 2019, repartidos en 276 proyectos, en su práctica totalidad en instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo».

El crecimiento es espectacular e impresionante. Hace dos años, los 17 proyectos ni siquiera llegan a 150 kilovatios de potencia instalada. Un renglón aparte merecen las instalaciones de biomasa y geotermia porque se reparten al 50% los 6,6 MW térmicos instalados.

Los cálculos del EVE indican que con estos avances en tecnologías limpias para producir energía se «ha contribuido a la reducción del consumo de energía en los diferentes sectores en 29.658 toneladas equivalentes de petróleo/año, o, lo que es lo mismo, el 0,6% del consumo final de energía en Euskadi a lo largo de un año”.

Eficiencia energética

El Ente también destacó los tres programas de ayuda para contribuir de diferentes maneras a la «movilidad eficiente». «Con el objetivo de contener el consumo de combustibles en este sector», explicó el EVE, se destinaron 8,2 millones de euros.

Uno de los programas es Renove de Vehículos. Desde su implementación, solamente en dos meses se reemplazaron 2.411 vehículos antiguos por otros de alta eficiencia (Clase energética A).

Por su parte, el Plan Moves de Euskadi apoyó 235 actuaciones diferentes, 123 destinadas a la instalación de puntos de recarga y 112 a vehículos, un 95% de los cuales son eléctricos.

Por qué apostar al autoconsumo energético

 

La toma de conciencia por parte de la sociedad de la problemática de la energía basada en recursos no renovables es el punto de partida para apostar por el autoconsumo. Está claro que es una forma de ahorrar dinero y no contaminar el planeta. Y el informe del EVE demuestra que las políticas de largo aliento son fundamentales para darle a los ciudadanos un marco acorde a sus necesidades.

La sanción de La ley de autoconsumo energético,  aprobada en abril de 2019, facilitó la posibilidad de que los hogares aprovechen la energía solar.

Con esta norma se puso en el sistema de leyes español la idea que el «el sistema energético ha iniciado un proceso de transición hacia un nuevo paradigma caracterizado por la descarbonización, la descentralización de la generación, la electrificación de la economía, la participación más activa de los consumidores y un uso más sostenible de los recursos».

«El nuevo marco normativo sitúa al ciudadano en el centro del modelo energético, permitiéndole tener libre acceso a la producción y venta de la energía y haciéndole más responsable de su consumo», consideró en aquel momento Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

Los datos aportados por el EVE en su resumen de fin de año son la muestra más palpable de que cuando las normas colaboran, el ciudadano toma el rol de protagonista para cuidar su medio ambiente y al mismo tiempo reducir el gasto de dinero. El propio y el del Estado en general.

La ley de autoconsumo estipula que «la energía autoconsumida de origen renovable estará exenta de todo tipo de cargos y peajes».

Además, dentro de la norma se contempla la posibilidad de que los ciudadanos opten por un modelo con excedentes de energía. Si se genera más energía de la que necesita,  se podrá verter a la red eléctrica central la energía extra que las instalaciones produzca. Para eso necesitarás instalaciones “on-grid” o “híbridas”

Instalaciones On-grid

 

Estos sistemas utilizan paneles solares e inversores que están montados sobre la red eléctrica y aportan su producción a la misma.

En el corto plazo ayudan a conseguir un fuerte ahorro en el costo de la factura. Es que cuando la producción eléctrica excede lo consumido por el hogar, la energía excedente se entrega a la red principal para ser utilizada.

Estos sistemas no necesitan baterías. Esto abarata su costo porque necesita una instalación mucho más económica. Eso sí, una advertencia: no funcionan ante un corte de energía.

Instalaciones híbridas

 

Son la tendencia mundial para quienes buscan el autoconsumo de energía solar. Combina lo mejor del sistema off-grid (como lo son su sbaterías) con el on-grid (al aprovechar la red eléctrica central).

energía eólica marina

Turbinas flotantes: ¿el futuro está en la energía eólica marina?

La energía eólica es, junto con la solar, pilar fundamental en el desarrollo de las energías renovables. La fuerza del viento, recurso inagotable en el planeta, es la base de este tipo de energía para generar electricidad. Pero es difícil conseguir un terreno donde asentar a los molinos necesarios. No es fácil tener acceso a un lugar que reúna todas las condiciones ideales para instalar un parque eólico. Muchas personas se quejan de tener cerca de sus casas esas aspas gigantescas. Pero no ocurre eso en el agua. Y por eso es cada vez más frecuente ver este tipo de instalaciones en el océano. Por eso, existe una tendencia que ubica el futuro de las energías renovables en la energía eólica marina.

Cómo funciona la energía eólica tradicional

La energía eólica es la que se obtiene gracias a la fuerza del viento. El proceso es sencillo. El viento mueve unas gigantescas aspas. Debajo de cada una de ellas existe un aerogenerador. Cuando el viento mueve una hélice, se activa un sistema mecánico que hace girar el rotor de un generador que produce energía eléctrica.

Para que la instalación de estos molinos de viento resulte rentable, suelen agruparse en zonas delimitadas a las que se llaman parques eólicos.

Últimamente, las regiones rurales cercanas a estos parques han comenzado a mostrar ciertas reticencias a sus gigantescos “vecinos”. Sin ir más lejos, en Wildpoldsried (Alemania), el primer pueblo autosustentable del mundo, hay pobladores que se quejan de la “contaminación visual” de las aspas. Y por eso, en la región de Baviera ahora hay una nueva ley que no permite que entre una turbina eólica y una residencia privada haya menos de dos kilómetros de distancia.

Las ventajas de la energía eólica marina

Una instalación mar adentro evita la reducción de la velocidad del viento provocada por las construcciones urbanas. También es una manera de esquivar los bloqueos físicos o accidentes geográficos que puede presentar la tierra a pocos kilómetros de la costa.

Con una mayor velocidad del viento, aumenta la potencia que puede ser generada por un aerogenerador con el mismo tamaño de aspa. Además, el viento en el océano se ve afectado por muchos menos obstáculos que en la tierra. Esta ventaja significa que el aerogenerador puede funcionar más horas a lo largo del año.

Otro punto beneficioso de los aerogeneradores en el mar es que tienen un impacto visual mucho menor a los terrestres.

Por otra parte, en el agua se requiere una torre de menor altura que las que se utilizan en la tierra para aprovechar mejor la energía eólica.

Otra diferencia a favor de las turbinas eólicas marinas con respecto a las tradicionales terrestres es que las ubicadas en el mar no necesitan adaptación alguna al terreno sobre el que se erigen. Gracias a esa característica, las torres para producir energía eólica marina pueden ser producidas en masa. De esa manera, se reducen los costes de producción.

Los desafíos que propone el océano

La primera dificultad que hubo que superar es obvia. Cómo mantener erguida una columna gigante sobre el agua. La mayoría de los aerogeneradores del planeta están ubicados en el Mar del Norte. Como aquí el océano tiene suelos de profundidades inferiores a 50 metros, una opción es aprovechar la fuerza de gravedad. Así, el propio peso de la estructura garantizará que se mantenga fija y estable en la superficie oceánica.

La segunda posibilidad es la fijación de estacas en el fondo marino. En este tipo de instalación, se perfora el suelo para insertarle estacas en el interior de la excavación.

Sin embargo, hay zonas donde los vientos marinos son excelentes para aprovechar y generar energía eléctrica pero la profundidad del océano es superior a 50 metros. ¿Cómo se hace en esos casos? Se utiliza el método por adherencia. Esta técnica implica que implica una conexión entre una plataforma flotante y anclas clavadas en el fondo del mar.

Otro problema es la corrosión acelerada de los elementos de las turbinas debido al ambiente salino en el mar. Hay que utilizar los mejores y más resistentes materiales. Y también, realizar un mantenimiento muy exhaustivo.

La siguiente dificultad fue transmitir la energía generada por la turbina. Las líneas subterráneas llegan hasta la costa. En la energía eólica tradicional se utiliza la corriente alterna. Pero bajo el agua es más seguro en corriente continua.

La energía eólica marina en España

España es uno de los países líderes en el desarrollo de energía renovable. El 2018 fue el segundo mejor año de la historia planetaria en inversión en energía eólica marina. Esta tecnología recibió 25.700 millones de dólares. Sin embargo, en nuestro país el segmento “off-shore” solo existe gracias a un único aerogenerador marino, que está ubicado en las Islas Canarias.

La geografía española tiene particularidades que complican la instalación de turbinas dentro del agua. Las costas de España se caracterizan por sus profundidades superiores a los 60 metros a distancias relativamente cercanas a la tierra.

Por eso, como lo vimos anteriormente en este artículo, se necesitan estructuras flotantes para estabilizar los aerogeneradores y de esa manera anclarlos al mar.

Esta técnica es bastante costosa con respecto a las facilidades para instalar otro tipo de energías renovables, como la eólica tradicional y la solar, que son ampliamente las más difundidas por el país.

Todas estas situaciones se han conjugado para que a energía eólica marina todavía esté lejos de llegar a su máximo potencial en España.

energia solar

Cuál es la vida útil de los paneles solares

La energía solar es la más utilizada entre las energías renovables para generar electricidad en los hogares de todo el mundo. Es una energía limpia, sin contaminación sonora ni visual, y que luego de una inversión inicial a la hora de instalar los paneles solares, ayuda a ahorrar mucho dinero en la factura de la luz.

Para que la instalación de energía solar fotovoltaica funcione de manera óptima, hay varios pasos a seguir. Los paneles solares deben estar ubicados un el lugar en el que los rayos del sol impacten de manera directa, para aprovechar así toda su capacidad de generación energética. Y, con el correr del tiempo, llevar a cabo un buen mantenimiento de los paneles solares para que no trabajen de manera forzada y estirar así su vida útil.

¿Cuánto duran los paneles solares?

Los fabricantes de paneles solares ponen mucho esfuerzo en hacerlos duraderos. Una de las dificultades que deben sobrellevar es que tienen que ser capaces de soportar las inclemencias meteorológicas, sea el calor, el frío o mal tiempo. Como están instalados al aire libre, cualquier fenómeno meteorológico los afectará. Por eso, y ya sabiendo que su vida útil no es infinita, su duración dependerá de varios otros factores.

La norma general indica que la vida útil de un panel solar es de 25 años. Sin embargo, con un mantenimiento adecuado, un panel solar puede llegar a funcionar durante treinta años o más. Claro que su potencia disminuirá después de los veinte años por la degradación de sus células fotovoltaicas.

También hay que tener en cuenta la exigencia de generación a las que son sometidos los paneles solares. Con un excelente cuidado, su correcto funcionamiento puede llegar hasta 35 años. A partir de ahí, se debería verificar el poder de la instalación y asegurarnos de que la energía producida aún satisfaga las necesidades del hogar.

De hecho, una reciente decisión del International Centre for Settlement of Investment Disputes (ICSD) indicó por primera vez que la vida útil de las plantas solares fotovoltaicas alcanza los 35 años. Este informe puede ser un punto de partido fabuloso para los desarrolladores de paneles solares, ya que si las plantas solares pueden estar en servicio todo ese tiempo, se podrán calcular mejor los ingresos a obtener -como mínimo- durante este período de tiempo.

¿A qué velocidad se deterioran los paneles solares?

La potencia nominal de los paneles solares mono y policristalinos se degrada a alrededor de 0,5% por año. Sin embargo, los paneles solares de película delgada (a-Si, CdTe y CIGS) pierden sus cualidades a una mayor velocidad que los anteriores.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que los paneles solares no son los únicos elementos cuya vida útil debemos considerar. Las baterías y los inversores son parte fundamental de toda la instalación de energía solar. Por eso, también hay que controlar su correcto estado para estirar lo máximo posible su vida útil.

Como ya se mencionó anteriormente, las inclemencias del tiempo son el principal problema que deben enfrentar los paneles solares. Su superficie puede quedar cubierta por hojas, ramas, polvo, excrementos de pájaros, polen y hasta pequeñas partículas de contaminación en áreas urbanas.

Por eso,  a los paneles fotovoltaicos se les debe proporcionar una limpieza regular. Si los paneles solares están cubiertos por alguno de los elementos anteriormente citados, seguramente su rendimiento será deficiente. Aunque solamente se verán afectados en menos del 10 por ciento de su capacidad en promedio, estarás perdiendo dinero y acortando su vida útil. Los paneles solares estarán trabajando de manera forzada para compensar la falta de luz que reciben por la obstrucción que están sufriendo.

Mantenimiento de los paneles solares

Existen compañías especializadas en el mantenimiento de paneles solares. Sin embargo, si dispones de un poco de tiempo, no será necesario contratar ayuda profesional. Cualquier persona puede encargarse de la mayor parte del proceso de la limpieza de un panel solar.

En teoría, el mantenimiento tiene que realizarse una vez al año. Lo ideal es hacerlo por la mañana temprano o al caer la tarde. Estos momentos del día son los mejores porque el sol es menos intenso y entonces los paneles solares producen poca energía.

Para llevar adelante la limpieza de los paneles solares, te alcanzará solamente con un cepillo o una escoba. Con estos elementos, podrás eliminar todos los objetos que puedan haberse acumulado en la superficie de los paneles solares.

La segunda fase del proceso de limpieza consiste en pasar una esponja con algo de agua sobre la superficie de los paneles solares. Es fundamental que la esponja sea la más suave que puedas conseguir, para evitar rayar el panel. Además, el agua siempre tiene que estar tibia. La temperatura del agua es un factor clave, ya que si por error se utilizara agua fría, el choque térmico con un panel expuesto al sol y al calor podría dañar las células fotovoltaicas.

También hay que tener cuidado con la potencia del chorro de agua que limpiaremos el panel solar. Procura que sea bastante suave, porque un chorro de agua demasiado potente podría dañarlo debido a la presión del líquido.

 

chimenea

¡España lo consiguió!: se liberó del carbón para obtener energía

Las buenas noticias para las energías renovables en España siguen llegando a raudales en este fin de año 2019. Luego de los notables avances de la inversión en energías limpias, y las ambiciosas proyecciones para las próximas décadas, por primera vez desde que comenzó a utilizarse, España logró alimentar 45 horas a su sistema eléctrico sin la necesidad del carbón para obtener energía.

El hito para la historia energética española ocurrió desde el 13 de diciembre pasado a las 23:50 hasta el 15 de diciembre a las 21:20. Durante ese lapso de casi dos días completos, en la España peninsular no se generó ni un vatio proveniente de energía con carbón. El país logró independizarse de esta energía antigua, no renovable y contaminante.

Hay que hacer la salvedad de que hablamos de España peninsular porque las islas Baleares continuaron generando electricidad desde su propia central térmica a base de carbón.

Cómo se llegó a la desaparición del carbón

La sociedad española ya es bastante consciente de la gravedad medioambiental del planeta y por eso el Estado apostó fuertemente al desarrollo de energías renovables para alimentar al sistema central energético del país. Desde el Gobierno se elevaron los impuestos a las emisiones de gases contaminantes hasta llegar a ubicarse entre 25 y 30 euros por cada tonelada de dióxido de carbono emitida. Por eso, muchas centrales térmicas a base de carbón fueron cerrando o virando al sistema combinado con vapor para lograr generar la electricidad.

Esa situación, sumada al desplome de los precios del gas hizo que las centrales térmicas hayan tenido su productividad más baja de la historia.

A comienzos de diciembre, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, anunció que esa empresa cerraba sus dos últimas centrales de carbón en el mundo, que estaban situadas en el norte de España.

Se trata de las centrales de Lada (Asturias) y Velilla (Castilla y León), a cambio de construir otras que utilizarán como fuente de electricidad a las energías eólicas y solar.

Entonces, el pasado 13 de diciembre de 2019 estaba solo en funcionamiento la central térmica de Alboño II -en el puerto de Gijón-, la última de su tipo que utilizaba al carbón para obtener energía.

Pero Alboño II necesitaba suspender su funcionamiento para realizar una serie de controles y cuidados de mantenimiento. Y cuando sus chimeneas dejaron de lanzar humo a la atmósfera, España logró por primera vez desde 1949, cuando comenzó a utilizarse, liberarse del carbón para obtener energía.

Cómo se utiliza el carbón para obtener energía

En una central termoeléctrica se obtiene energía eléctrica a partir de calor. Generalmente, se utilizan recursos no renovables como petróleo, gas natural o el carbón. El carbón se quema en una caldera hasta que aparece el vapor, que se expande por una turbina. Al moverse, impulsa el alternador que generará la electricidad.

El problema con las centrales térmicas es que durante la combustión se liberan a la atmósfera dióxido de carbono. Este gas está considerado el principal culpable del calentamiento global, el efecto invernadero y el daño a la capa de ozono.

Entre todos los combustibles fósiles que pueden ser utilizados para la generación de energía, el carbón es el más contaminante cuando entra en combustión. La quema de carbón también emite partículas y óxidos de azufre que contaminan la atmósfera.

Transición del sistema energético español

Debido al problema de la contaminación, España comenzó hace casi 30 años un proceso de transición hacía energías limpias y renovables para la generación de su electricidad. Como consecuencia de ellos, el sistema eléctrico español se transformó en uno de los más diversificados de todo el mundo.

En total, existen en España 14 tecnologías diferentes para la generación de electricidad. En orden decreciente, desde la que mayor capacidad instalada tiene a la menor, el orden es el siguiente: Hidráulica (17.083 MW), Bombeo puro (3.329 MW), Nuclear (7.117 MW), Carbón (9.683 MW), Fuel+Gas (2.447 MW), Ciclo Combinado (26.284 MW), Hidroeólica (11 MW), Eólica (24.691 MW), Solar fotovoltaica (6.544 MW), Solar térmica (2.304 MW), Térmica renovable/Otras renovables (928 MW), Térmica no renovable/Cogeneración (5.691 MW), Residuos no renovables (490 MW) y Residuos renovables (160 MW).

El año pasado, España multiplicó por siete la inversión en energías renovables. En total, se inyectaron 7.800 millones de dólares para edificar centrales e instalaciones para energías renovables. De esta manera, España quedó octavo en el ranking mundial de países que más dinero destinaron a la generación de energía en producida gracias a recursos renovables.

Ley de autoconsumo energético

Otro impulso fundamental al cambio de mentalidad y a la toma de conciencia por el cuidado del medioambiente para dejar atrás al carbón ha sido la sanción de la ley de autoconsumo energético.

La norma fue aprobada en los primeros días de abril de este año, con el objetivo de facilitar la posibilidad de que los hogares residenciales españoles aprovechen la energía solar.

La ley sostiene que «el sistema energético ha iniciado un proceso de transición hacia un nuevo paradigma caracterizado por la descarbonización». Por eso, esta independencia del carbón lograda hace un par de semanas es apenas un paso más que dio España en este largo proceso de transición hacia una energía moderna, limpia, barata, segura y sostenible. Así, España ya pudo estar 45 horas sin necesitar de carbón para obtener energía.

La ley de autoconsumo elimina el gravamen que alcanzaba a las instalaciones que tuvieran contratados más de 10 kilovatios (kW). Además, permite que el usuario genere más energía de la que necesita su propia vivienda para luego redistribuirla a la red eléctrica central la energía extra que sus instalaciones produzca. Así, la persona que aporte energía a la red tendrá un beneficio económico.

La normativa también permite la instalación de paneles solares en los bloques de pisos, algo que antes solo se permitía en casas residenciales. Y además, se elimina el límite en la potencia del sistema generador que se instale. Por último, los trámites para la instalación de paneles solares son mucho más simples.

Los beneficios de las energías renovables que son "invisibles" 2

Los beneficios de las energías renovables que son «invisibles»

El año pasado fue histórico para las energías renovables en España. Además de haber crecido fuertemente y haber engrosado su porcentaje de participación en el sistema eléctrico central, muchas personas conocieron los beneficios de las energías renovables.

Los beneficios más difundidos, claro está, son los que tienen que ver con el cuidado del medio ambiente y sus inagotables fuentes de materia prima que tienen estas energías renovables. Pero existen otras ventajas no están tan visibilizadas, y que es bueno remarcar para seguir insistiendo en la importancia de dejar atrás los caducos sistemas energéticos del pasado y sumarse a la «ola verde» de las energías limpias.

Generación de empleo

Según los últimos registros, que datan mayo del año pasado, 11 millones de personas trabajaron durante 2018 en empleos relacionados con las energías renovables en todo el mundo.

Si se compara esa cifra con la del 2017, se registra un incremento de trabajadores del 7%. Nunca antes en la historia las energías limpias habían dado tanto empleo a la humanidad. Es que la diversificación del sector ofrece múltiples y variados puestos de trabajo a las personas. Desde la fabricación, instalación e ingeniería de sistemas de energías renovables, hasta las ventas y el marketing relacionado a la difusión de este tipo de energía.

Lógicamente, la energía solar fotovoltaica y la energía eólica siguen siendo las más dinámicas de todas las renovables en materia de creación de puestos de trabajo.

Actualmente en España, entre estos dos tipos de energía renovable cubren el 25 por ciento del total de la electricidad que necesitan los consumidores. En 2030, esa cifra se duplicará, hasta que entre ambas energías sumen el 51% de la generación eléctrica del país. Pero lo más interesante está planificado para el 2050. En ese año, la idea es que entre la energía eólica y la energía solar generen las tres cuartas partes de la electricidad española.

En el resto del mundo, la energía renovable líder es la solar fotovoltaica. Y también lidera la cantidad de empleos generados a su alrededor. El continente más beneficiado en este sentido es Asia, que alberga más de tres millones de empleos fotovoltaicos. Esto es casi el 90% del total mundial.

Por su parte, en Estados Unidos, la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) estima que entre 2016 y 2026 crecerá un 100% el número de empleados en la instalación de sistemas solares o de mantenimiento de aerogeneradores. Si se cumplen esas estimaciones, estos sectores energéticos serán los que encabecen la creación de empleo en el país.




Rentas para la economía rural

Las energías renovables están profundamente relacionadas con el mundo rural. Generalmente, los parques eólicos o las grandes instalaciones de paneles solares están ubicados en zonas alejadas de las ciudades. Y entonces, los primeros que reciben directamente los beneficios de las energías renovables son los habitantes del campo. El ingreso más directo y fácil de ver es el alquiler o la compra de terrenos para llevar adelante las instalaciones eléctricas.

En España, muchos de los proyectos eólicos y fotovoltaicos obtenidos en las subastas de 2016 y 2017 están situados en Aragón. Por contrato, deben estar finalizados en este 2020 que acaba de comenzar. En todo este tiempo, los desarrolladores de estos proyectos desembolsarán alrededor de 14 millones de euros a los ayuntamientos y a personas particulares. Esa cifra se repartirá al 50%, aproximadamente, entre impuestos y alquileres de los terrenos. Si hablamos de la explotación de parques eólicos, durante los próximos 30 años de explotación recibirán unos 420 millones de euros más como uno de los tantos beneficios de las energías renovables.

El precio de la energía

Uno de los principales beneficios de las energías renovables es su menor coste con respecto a la energía tradicional. La energía más barata de todas es la eólica.

El primer hecho que favorece su desarrollo es que las actuales turbinas de viento son mucho más grandes. Así, captan más eficientemente la fuerza del viento. Y por eso mejoró drásticamente la rentabilidad de quienes invierten en este tipo de tecnología.

Por ejemplo, durante la entrada de la borrasca que sufrió España antes de la última Navidad, la producción de energía eólica alcanzó el 44% del total del sistema central. Eso bajó fuertemente el precio de la electricidad. Ese es el camino para lograr el sueño de la energía barata.

Con tanta energía producida en base a fuentes naturales, el mercado mayorista de electricidad operó a niveles tan bajos como los alcanzados desde hacía cinco años.

Sin embargo, a pesar de la impactante rebaja de precios, los españoles pagan una de las facturas eléctricas más costosas de toda Europa. El precio medio de diciembre pasado había sido de 39,45 euros el megavatio hasta antes de las borrascas. Si comparamos ese mismo valor con igual período del año 2018, el derrumbe del precio nos podría llegar a sorprender: el valor medio era de 61,81 euros. Esta baja de costes que ven los españoles es otro de los grandes beneficios de las energías renovables.

¿Cómo se compone la factura de electricidad?  La cotización diaria del mercado significa el 35% de lo que paga el usuario con tarifa regulada. Por su parte, los peajes de acceso representan el 45% de la factura. Y finalmente, los impuestos son el 20% restante.

bombilla agua

La otra cara de las borrascas: récord de energía barata

Desde el jueves de la semana pasada y durante todo el fin de semana previo a las Navidades, España fue azotada por las profundas borrascas “Elsa” y “Fabien». Estos dos fenómenos alcanzaron a casi todo el país con fuertes lluvias y ráfagas de vientos huracanados con velocidades de hasta 160 kilómetros por hora. Lamentablemente, dejaron víctimas mortales en Santiago de Compostela, Asturias, León, Madrid, Granada y Huelva.

El fuerte temporal trae siempre aparejadas malas noticias. Ninguna es peor que la pérdida de vidas humanas. Sumado a esto, hay que agregar las grandes pérdidas materiales provocadas por el viento y el agua que arreciaron por casi todo el país.

Sin embargo, estos fenómenos meteorológicos también tienen un costado positivo para los españoles:  energía barata, con menos costo de generación.

Energía renovable, energía barata

España es un país líder mundial en energías renovables. Ocupa el octavo lugar del ranking mundial de naciones que más dinero destinan a la generación de energía renovable. El año pasado incrementó 700% su inversión en energías renovables y totalizó 7.800 millones de dólares para construir centrales e instalaciones con estas tecnologías verdes.

Las dos energías renovables que más crecieron en los últimos tiempos son la energía eólica y la energía solar. Más antigua, pero no menos importante aunque con más problemas para el medioambiente, es la energía hidráulica.

El temporal que golpeó a España los días pasados generó un aumento del viento y de las correntadas en los cursos de agua que incrementaron notablemente la generación eléctrica en base a estos recursos. Al tener un excedente al promedio normal proveniente de estas instalaciones, se desplomó el costo de la energía producida por el resto de las fuentes no renovables de energía. Y eso redunda en un beneficio para la economía de todos los españoles.

El precio de la energía

El podio de las energías más baratas del mercado mayorista está integrado por la energía eólica, la hidráulica y la nuclear, en ese orden. Por eso, desde la entrada de la borrasca en España, la producción de energía eólica alcanzó el 44% del total del sistema central. El 19,5% provenía de las centrales hidráulicas y la energía nuclear aportó el 15,28% del total.  Eso hizo que el precio de la electricidad cayera en picado. El sueño de la energía barata.

Los datos de este artículo son proporcionados por OMI-Polo Español S.A. (OMIE), que es una empresa regulada por el Convenio Internacional de Santiago, relativo a la constitución de un mercado ibérico de la energía eléctrica (MIBEL) entre el Reino de España y la República de Portugal, sujeta a la regulación sectorial eléctrica en España.

El mercado mayorista de electricidad podría a operar a niveles tan bajos como los alcanzados desde el 2014.  Para poner un ejemplo, entre las 3 de la madrugada y las 9 de la mañana del sábado pasado, la electricidad en el mercado mayorista se hundió hasta llegar a tocar los cero euros por megavatio hora.

Por qué crece tanto la energía eólica

El primer hecho que favorece el desarrollo de esta tecnología es que las actuales turbinas de viento son mucho más grandes. Estas gigantescas estructuras captan de manera más eficiente la fuerza del viento. Las mejoras en el proceso de fabricación de las aspas y molinos trajeron consigo una mayor eficiencia de la energía eólica. Así, mejoró drásticamente la rentabilidad de quienes invierten en este tipo de tecnología.

Energía limpia, ¿energía gratis?

Con la llegada del coste energético teórico a cero, no fue necesario el uso del carbón en la generación de electricidad a la red. La electricidad generada no se almacena, sino que se mantiene en la red central para su consumo inmediato. El avance de España en este tipo de energías limpias ya se había visto una semana antes de la llegada de las borrascas, cuando por casi dos días completos dejó de utilizarse al carbón para producir electricidad.

Con el avance de las energías renovables y la producción energética en los hogares, los empresas líderes del sector ven como sus costosas instalaciones son superadas por la inmejorable eficiencia de las instalaciones eólicas e hidráulicas. Ya no son necesarias para tener energía barata.

Energía barata, una tendencia de los últimos tiempos

El precio promedio diario durante el domingo previo a la Navidad giró en torno a los  1,94 euros por MWh. Esta cifra, en el día de la semana en el que menos energía se consume al ser una jornada no laborable para la mayoría de la población, es la mínima de los últimos seis años.

¿Cómo funciona el mercado mayorista de la electricidad? De manera marginalista, es decir que la última energía que se compra para atender toda la demanda prevista es la que establece el precio de las otras. Pero las energías renovables, la energía hidráulica y la energía nuclear ingresan de manera teórica al mercado a precio cero.

Sin embargo, aún con la impresionante rebaja de precios de los últimos tiempos, los consumidores españoles pagan una de las facturas eléctricas más costosas del continente. El precio medio de diciembre de había sido hasta antes de las borrascas de 39,45 euros el megavatio. En comparación con el mismo período del año pasado, el derrumbe del precio es impactante: el valor medio era de 61,81 euros.

¿Cómo está compuesta esta factura?  La cotización diaria del mercado representa el 35% de lo que paga el usuario con tarifa regulada. Los peajes de acceso significan el 45% de la factura y los impuestos el 20% restante.

Energía geotérmica: qué es y como funciona en España 3

Energía geotérmica: qué es y como funciona en España

Dentro de los diferentes tipos de energías renovables que existen, la solar, la eólica y la hidráulica son las más conocidas. Es que sus fuentes de energía están a simple vista de la gente: el sol, el viento (podemos ver fácilmente sus efectos) y el agua. En este artículo conoceremos un poco más acerca de otro tipo de estas energías “verdes”: la energía geotérmica.

Qué es la energía geotérmica

La energía geotérmica es un tipo de energía renovable. Se obtiene a partir del calor existente en el interior de nuestro planeta. Es una de las energías más limpias que nos ofrece la Tierra, ya que se consigue sin necesidad alguna de combustión material. Por lo tanto, no emite dióxido de carbono ni ningún otro de los gases que luego contaminan la atmósfera.

Una gran ventaja de la energía geotérmica es que su fuente, el calor interno de la Tierra, mantiene una temperatura constante en las capas interiores del planeta. No importa en qué estación del año estemos, el calor interno de la Tierra será el mismo.

Existen fenómenos geológicos que facilitan al hombre la posibilidad de extracción de energía desde el centro de la Tierra. Esos fenómenos son los volcanes, los géiseres y las aguas termales. Por eso, las mejores zonas para construir instalaciones para la extracción de energía geotérmica serán aquellas que tengan cerca alguno de estos fenómenos geológicos.

La energía geotérmica se obtiene de la siguiente manera: un líquido pasara por la zona caliente y se calentará hasta transformarse en vapor. Y este vapor será el encargado de activar una turbina o transformador que generará energía eléctrica lista para ser disfrutada en hogares o industrias.

Cómo se puede aprovechar la energía geotérmica

Esta energía puede regular la temperatura de un hogar con aire acondicionado en verano o a través de calefacción en invierno. Generalmente, el agua circula por el subsuelo de la casa.  Este modelo de energía geotérmica se aplica también a invernaderos y granjas sustentables.

Gracias a la energía geotérmica puede producirse también agua caliente sanitaria para higiene personal, lavar la ropa, o dejar limpia nuestra vajilla.

Otros de sus usos, aunque no tan comunes, con los siguientes: Producción de electricidad en centrales eléctricas, producción de calor para aplicarse a procesos industriales.

La energía geotérmica producirá electricidad cuando se trate de yacimientos de alta temperatura. Esto es, conseguir temperaturas superiores a los 100/150°C.

Si la temperatura del interior del planeta no llega a la marca de 100°C en esa zona, la energía geotérmica igual será útil. Podrá calefaccionar instalaciones industrial, de servicios o edificios residenciales. Esto se puede hacer de manera directa o a través de bomba de calor geotérmica si la temperatura que surge desde las entrañas de la Tierra apenas llega a los 25°C.

España y la energía geotérmica

Hace más de 40 años, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) elaboró el primer Inventario General de Manifestaciones Geotérmicas de España. Gracias a los datos conseguidos por este fundamental trabajo, empezaron a delinearse políticas y estrategias para posteriores estudios, mediciones y perforaciones.

El territorio español ofrece las áreas más interesantes para la extracción de energía geotérmica se sitúan en el centro (Madrid), en el sureste (Murcia, Granada, Almería), en el nordeste (Gerona, Barcelona y Tarragona) y en el noroeste (Pontevedra, Lugo y Orense).

Lamentablemente, no todas estas zonas cumplen los requisitos necesarios para lograr una correcta obtención de energía geotérmica. El único lugar de España en el que es posible aprovechar las bondades de este tipo de energía renovable es en el archipiélago volcánico de las Islas Canarias.

Cuál es el potencial de la energía geotérmica

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) informa que la energía almacenada en un kilómetro cúbico de roca caliente a una temperatura de 250°C es equivalente a 40 millones de barriles de petróleo. ¡Impresionante!

Este potencial, bien aprovechado por la industria, puede ayudar a reducir el consumo de energías no renovables basadas en combustibles fósiles, que son –además- las más contaminantes debido a los gases que se emiten en su proceso de combustión.

Además, si se pudiese reemplazar el calor interno de la Tierra por barriles de crudo se reduciría drásticamente la dependencia del exterior que tiene España en materia energética.

La bomba de calor, un ejemplo a seguir en España

Nuestro país debe mirar el espejo de Alemania y los países nórdicas, que poseen grandes reservorios de energía geotérmica. Para eso, es necesario desarrollar con mayor eficiencia los sistemas de bomba de calor.

Ventajas de la energía geotérmica

Natural: proviene de las entrañas mismas del planeta. No supone un riesgo tecnológico o biológico.

Económica: No necesita de materia prima constante y tampoco depende de un mercado internacional de insumos que pueda influir en su precio y utilidad.

Ecológica: No arroja grandes desechos al ambiente, no genera ruidos y la emisión de dióxido de carbono es ínfima. Para conseguir energía geotérmica no es necesario modificar ningún ecosistema: no es necesario crear represar o talar bosques.

Desventajas de la energía geotérmica

Deterioro del paisaje: La instalación de las genera una modificación en el paisaje que puede ahuyentar al turismo.

Contaminación indirecta: El agua extraída del subsuelo puede estar acompañada de sustancias contaminantes. Al evaporarse el líquido, estás sustancias pueden pasar al aire y ser tóxicos.

Condiciones específicas. Una instalación para la extracción de energía no puede hacerse en cualquier lugar. Hay que construir la central de energía geotérmica en zonas volcánicas.

Riesgo de sismos: En alguna oportunidad, el agua reinyectada al pozo ha enfriado el magma. Este cambio abrupto de temperatura produce microsismos y elimina el yacimiento para siempre

El plan de España para un futuro energético limpio dentro de 30 años 4

El plan de España para un futuro energético limpio dentro de 30 años

España es uno de los países líderes en el desarrollo de energías renovables. Los datos son incontrastables. En octubre pasado, que es el último registro oficial acerca del tema, la capacidad eléctrica nacional se estableció en un récord de 106.764 MW. Este incremento fue impulsado por el aporte de las energías renovables. Tal es la importancia del desarrollo de este tipo de fuentes energéticas que en la reciente Cumbre del Clima de Madrid (COP 25) se presentó una ambiciosa proyección con el plan de España para ufuturo energéticon futuro energético limpio dentro de 30 años.

El sistema eléctrico español es uno de los más diversificados de todo el mundo. Existen 14 tecnologías diferentes que proveen de electricidad al sistema central: existente en España: Hidráulica, Bombeo puro, Nuclear, Carbón, Fuel+Gas, Ciclo Combinado, Hidroeólica, Eólica, Solar fotovoltaica, Solar térmica, Térmica renovable/Otras renovables, Térmica no renovable/Cogeneración, Residuos no renovable y Residuos renovables.

Con esta base, y sabiendo que el año pasado España incrementó siete veces su inversión en energías renovables para construir centrales e instalaciones con estas tecnologías verdes, no es difícil imaginar que el futuro de la generación de electricidad en el país será completamente limpio y sin contaminación.  De eso se trató el interesante informe que presentaron Acciona y Bloomberg New Energy Finance (BNEF) en la COP25.

Futuro verde gracias a las energías renovables

El informe, titulado “Flexibility Solutions for High- Renewable Energy Systems (Spain)”, indica que frente al 40% actual (aunque la capacidad instalada es superior a la mitad), en 2030 las energías renovables aportarán el 68% de la generación eléctrica total. Y su incidencia en la red eléctrica no se detendrá, sino que se estima que la energía “verde” alcanzará casi el 90% de toda la que consuma España en 2050.

Según el estudio, las energías eólica y solar serán las principales energías renovables en España. Actualmente, entre las dos cubren un cuarto del total de la electricidad que necesitan los españoles. En 2030, esa cifra se duplicará, ya que se calcula que entre ambas energías aportarán el 51% de la generación eléctrica. Los analistas pronosticaron que la energía eólica aportará el 33% de la generación eléctrica del país y la energía solar sumará un 18%. Pero lo más interesante está en 2050. Para ese año, la idea es que entre ambas generen las tres cuartas partes de la electricidad española.

El año pasado, España fue el país que más creció en inversión para energías renovables en todo el planeta. Entre todos los proyectos para construir centrales e instalaciones con estas tecnologías verdes, sumaron un total de 7.800 millones de dólares.

La ley de autoconsumo, vital para el impulso de las energías renovables

El plan de España para un futuro energético limpio dentro de 30 años 5

energías renovables España

La curva ascendente proyectada por BNEF  toma muchísima fuerza a partir del año próximo. Es verdad que la sociedad ha tomado conciencia de la importancia del cuidado del medioambiente. Y que la humanidad se comenzó a preocupar por lo dilapidar los recursos naturales de la Tierra, el único planeta que podemos habitar.

Pero más allá de los cambios individuales que podamos realizar en nuestra vida diaria, lo que realmente pueden revertir tendencias son las políticas de Estado a largo plazo. Por eso, no es casualidad que el informe proyecte un crecimiento de manera exponencial de las energías limpias a partir del año próximo. BNEF calcula que desde 2020 podrán comenzarse a notar las consecuencias de la sanción de la ley de autoconsumo energético.

Esta legislación fue aprobada en los primeros días de abril de 2019. La idea de la nueva norma fomente la posibilidad de que los hogares aprovechen la energía solar.

Esta ley sitúa al ciudadano español como centro del modelo energético. De esta manera, cualquier persona puede tener libre acceso a la producción y venta de la energía. Ese derecho también le transfiere una responsabilidad: hacer un consumo eficiente de la energía.

La ley de autoconsumo tiene varios beneficios a quienes apuesten por las energías renovables. Primero, elimina impuestos a la energía consumida de fuentes renovables. Segundo, le permite al usuario verter a la red eléctrica central la energía extra que sus instalaciones produzca. Esto redundara en un reintegro económico para la persona. Tercero, se habilita a los edificios a producir energía solar desde sus azoteas, lo que antes estaba prohibido. También se elimina el tope de potencia permitida para instalar en cada hogar. Y por último, se simplifican los trámites ante el gobierno para poder construir tu propia instalación eléctrica en base a una fuente renovable.

Flexibilidad, la palabra clave para el futuro energético

A pesar de las buenas perspectivas que plantea el informe para nuestro país, también nos remarca aspectos en los que debemos estar muy atentos.

BNEF celebra que España tiene unos objetivos de descarbonización de su sistema eléctrico muy ambiciosos. Pero también advierte que para alcanzarlos, será condición necesaria la implementación de tecnologías que ayuden a equilibrar la oferta y la demanda energética proveniente de diferentes fuentes renovables.

Para eso, el Estado español deberá construir un sistema eléctrico con suficiente flexibilidad para cubrir las necesidades futuras de un sistema bajo en carbono.

Para alcanzar esa tan mentada flexibilidad, hay que desarrollar e impulsar la utilización de baterías de almacenamiento, cargadores inteligentes para vehículos eléctricos e interconectores a otros países o el gas.