energías renovables

El Gobierno Vasco impulsará las energías renovables con 10,5 millones de euros este año

El Gobierno Vasco aportará 20,6 millones de euros durante este año para impulsar proyectos relacionados con las energías renovables y el ahorro energético, según se publicó este 30 de enero en el Boletín Oficial del País Vasco

Las energías renovables contarán con un presupuesto de 10 millones y medio de euros. La mayor parte de ese dinero, 6 millones, se destinará al apoyo de nuevas instalaciones de producción eléctrica en base a fuentes de energía renovable. Los proyectos de eficiencia también dispondrán de más de 10 millones de euros en ayudas.

Además, el Plan Renove de Vehículos se reeditará con 5 millones de euros de dotación con el objetivo de renovar el parque automotor mediante coches de elevada eficiencia, así como también alimentados por energías alternativas.

El objetivo de estas medidas es contribuir a las metas que se establecieron en la Estrategia Energética del Gobierno Vasco al año 2030 para la transición hacia un sistema energético eficiente, de calidad y bajo en carbono, con todos los beneficios que ello implica.

Programas para el ahorro energético

Eficiencia energética

Las ayudas para impulsar la eficiencia y el ahorro energético en distintos sectores tienen un presupuesto de 10,1 millones de euros. El plan general tiene previsto aprobar 5.250 solicitudes de ayuda que, en conjunto, aportarán un ahorro de energía de alrededor 6.100 tep/año. Esto equivale al 0,1% del consumo energético anual de Euskadi.

Ayudas al sector terciario

Los proyectos para la renovación de sistemas de climatización y agua caliente sanitaria, las instalaciones de cogeneración, la iluminación eficiente y las instalaciones de aprovechamiento solar térmico serán apoyados con 1.650.000 euros, sin incluir al sector público.

Además, se insistirá en la realización de auditorías energéticas e implantación de sistemas de Gestión e ISO.

Ayudas para las Administraciones Locales

El sector público vasco tendrá a disposición 1.500.000 de euros para apoyar la realización de actuaciones de eficiencia energética. Dentro de este rubro se inscriben la renovación del alumbrado público y mejoras en la climatización de los edificios municipales.

También las instalaciones de cogeneración y aprovechamiento solar térmico, así como la implantación de sistemas de gestión.

Ayudas al transporte y movilidad eficiente

El transporte en Euskadi depende en más de un 90% de los derivados del petróleo. Lamentablemente, su consumo mantiene una curva ascendente en los últimos años que no ha podido ser revertida. Por eso, a través del Ente Vasco de la Energía se inyectarán 2 millones de euros para la compra de vehículos pesados a motor (como camiones, autobuses y otros) que utilicen energías alternativas como el gas natural y la electricidad.

Además, se promocionará la implementación de sistemas de carga de estas energías alternativas y de sistemas públicos de bicicletas.

Vehículos eficientes y alternativos: Renove de vehículos

La mayor parte del presupuesto de los programas para el ahorro energético se los lleva el que tiene como objetivo el recambio de los vehículos existentes por otros menos contaminantes.

Se destinarán cinco millones de euros para la sustitución efectiva de automóviles antiguos de baja eficiencia, que serán convertidos en chatarra, por coches nuevos de la más elevada calificación energética (A) en el caso de turismos de gasolina o gasóleo. También se aplicarán beneficios a furgonetas de gasolina o gasóleo con bajos niveles de emisiones GEI.

Por su puesto que también se promoverá la compra de autos eléctricos puros, híbridos, a gas natural, hidrógeno y GLP.

Energías renovables

Para el 2020 se van a destinar 10,5 millones de euros para continuar con el impulso a los proyectos para la generación de proyectos en base a energías renovables.

Para este año se proyecta la puesta en marcha de alrededor de 730 instalaciones renovables. En caso de concretarse todos esos proyectos, aumentará la potencia eléctrica instalada de autoconsumo en 15 MW. Y también la potencia térmica en sistemas de climatización mediante biomasa y geotermia, que llegarán a la nada despreciable marca de 8 MW.

Biomasa

Un millón de euros será destinados para ayudas a proyectos para la implantación de sistemas generadores de calor mediante biomasa. Dentro de este grupo de proyectos se cuenta a las nuevas conexiones en sistemas de calefacción de distrito ya existentes.

Geotermia

Otro millón de euros irá para el aprovechamiento térmico mediante el uso de la energía geotérmica, ya sea en equipos de intercambio geotérmico como en conexiones a district-heating ya en funcionamiento.

Autoconsumo eléctrico

Sin dudas que las nuevas normas implementadas el año pasado continuarán disparando las instalaciones de esta modalidad en Euskadi. Por eso, habrá 6.000.000 de euros destinados a nuevos proyectos de energía solar fotovoltaica y energía eólica. También están incluidos proyectos minihidráulicos que mantengan esta senda ascendente en número de instalaciones y MW instalados. La idea es lograr la consolidación  del autoconsumo como una modalidad plenamente implantada de producción y consumo descentralizado de energía eléctrica.

Tecnologías energéticas renovables marinas

La energía eólica marina es una de las tantas nuevas fuentes de energías renovables por explorar que tiene el conjunto de la energía marina. Con el objetivo de atraer proyectos a las áreas de ensayo situadas en Euskadi, el Ente Vasco de la Energía impulsará pruebas experimentales en fase de demostración y validación de prototipos a diferentes escalas y componentes. En los próximos tres años se destinarán 2,5 millones de euros con la siguiente progresión: medio millón este año, un millón el año próximo y otro millón en 2022.

coches eléctricos

¿Acompañan los coches eléctricos el cambio energético en España?

España es uno de los países líderes en cuanto a la transición de su sistema energético hacia la autosustentabilidad que brindan las energías renovables. Cada vez que se hace un balance, el porcentaje de electricidad generada en base a recursos renovables crece y, en capacidad instalada, hay varias regiones en las que las energías limpias superan a las tradicionales basadas en combustibles fósiles. Pero ese cambio, estructural y cultural, necesita un avance en todos los ámbitos de la vida. Y la movilidad con coches eléctricos es uno muy importante.

Las personas necesitan viajar, moverse de un punto al otro. Nada más lindo que poder hacerlo en su propio vehículo. Pero los automóviles tradicionales son un gran factor contaminante debido a las emisiones de dióxido de carbono que generan sus motores a combustión interna. La industria automotriz apunta a renovar su parque hacia los coches eléctricos. Para eso, es necesaria también toda una estructura disponible alrededor. ¿Existe eso hoy en España?

Pocos coches eléctricos en el país

La Red Eléctrica de España informó a comienzos de este año que durante el 2019 la energía renovable creció alrededor de un 10%. Esto significa que su participación en el sistema eléctrico central se elevó a 49,3% por ciento.

Lamentablemente, si hacemos la misma comparación entre los automóviles eléctricos con respecto al total de los vehículos que circulan en España, la cifra caerá drásticamente. El año pasado se matricularon 10.050 automóviles eléctricos. Esa cantidad representa solamente el 0,8% del total de los vehículos que se vendieron durante 2019 en España.

Los datos parecen elocuentes. Los coches eléctricos están muy atrasados con respectos a otros aspectos de la renovación energética que lleva adelante España. Sin embargo, hay un número que puede llegar a ser alentador y nos permite mantener encendida una llama de ilusión al final del túnel. Por ejemplo, mientras la energía solar se convirtió en la tecnología que más aumentó con respecto al 2018 con un 66 % más de potencia instalada, los vehículos eléctricos crecieron un 63,95 %. Es decir que, en términos de porcentaje, el crecimiento de los coches eléctricos fue similar al de la energía renovable más elegida por los españoles. ¿Alcanza para celebrar?

No todo es electricidad pura

La renovación del parque automotor español en busca del cambio cultural para el consumo de combustibles no abarca solamente a los coches eléctricos. Hay todo un grupo de modelos de mecánica alternativa, lo que incluye –además de los eléctricos puros y eléctricos de autonomía extendida- a los que se impulsan mediante hidrógeno, motores híbridos, híbridos enchufables y de gas (GLP, Gas Natural).

Si se suman todos esos modelos de vehículos, se llega a que -del total de coches vendidos en 2019- sólo el 12 % corresponde a ese grupo más extendido.

En total, son 151.351 unidades comercializadas durante 2019. En la comparación con el año anterior, el incremento es del 39,6%.

Todos estos son números que evidencian un pequeño crecimiento. Pero la contundencia del 88% de automóviles con motores térmicos que se siguen vendiendo en España indica que la movilidad es uno de los puntos más retrasados en toda la mutación energética que afronta el país.

Dónde puedo utilizar un coche eléctrico en España

Cuando uno adquiere un vehículo, la principal necesidad es desplazarse a cualquier lugar que quiera sin necesidad de transporte público. Con un coche propio, uno puede planificar sus viajes a gusto. A qué hora salir. Por qué carretera desplazarse. Siempre y cuando uno no tenga un coche eléctrico. En ese caso, habrá que hacer una inteligencia previa y calcular si el camino elegido tiene puntos de recarga para coches eléctricos.

El punto más débil de los coches eléctricos con respecto a los automóviles tradicionales es la autonomía. Mientras que un vehículo que se alimenta a gasolina puede recorrer 600 o 700 kilómetros sin necesidad de recargar combustible, los coches eléctricos apenas pueden desplazarse por tramos de 200 kilómetros sin tener que repostar. Los nuevos modelos están mejorando su autonomía, pero todavía están lejos de los estándares a los que está acostumbrado el usuario.

Para impulsar y ayudar al incremento de automóviles eléctricos en las calles, es fundamental que se multipliquen los puntos de recarga eléctrica.

La Red Eléctrica de España actualiza un mapa virtual en el que aparecen los lugares públicos donde se pueden recargar los coches eléctricos. En diciembre del 2019 existían 562 puntos públicos de recarga inteligente distribuidos por todo el territorio nacional.

Las potencias en estos puntos iban desde 2,3 kW hasta 350 kW. Son puntos que permiten realizar los distintos tipos de carga (lenta, normal, rápida, semi-rápida y ultra-rápida) y que están conectados en tiempo real a los respectivos operadores para que puedan gestionarlos de forma remota e inteligente.

El mapa tiene la ventaja de que ofrece al usuario información completa sobre cada punto de recarga: desde su ubicación exacta y el tipo de recarga que realiza, hasta la potencia de cada punto y el modelo de conector.

Una manera de analizar en qué zonas del país existe la posibilidad de movilizarse en coches eléctricos con mayor facilidad y autonomía es observar en qué regiones se han vendido más vehículos de este estilo en España durante 2019.

La mayor cuota se la lleva Madrid, con un 55,83 % del total de coches eléctricos, lo que significa 6.863 unidades. Luego se ubican Cataluña (17,48 % y 3.452 unidades), la Comunidad Valenciana (4,36 % y 862 unidades) y Andalucía (4,19 % y 827 unidades). La que más creció el año pasado, un 100,9 %, fue Asturias, con 229 vehículos eléctricos matriculados.