Experimentos para niños de electricidad estática

Experimentos para niños de electricidad estática

Con estos experimentos para niños enfocados en la electricidad estática, vamos a ayudaros a que vuestros pequeños aprendan más acerca de la energía eléctrica, muy especialmente enfocada en la electricidad estática que les permitirá conocer aspectos muy básicos pero esenciales para comprender mejor la energía.

Encendiendo una bombilla desenchufada

Vamos a empezar con un experimento que estamos convencidos de que va a encantar a tus pequeños, y es que el objetivo es conseguir encender una bombilla de bajo consumo con la única ayuda de un globo.

Para este experimento para niños vamos a necesitar una bombilla fluorescente de bajo consumo, un trapo de algodón y un globo inflado.

Para que se pueda apreciar bien el resultado, es importante que estemos en una habitación con el mínimo de luz, siendo cuanto más oscura mejor.

Lo único que tendremos que hacer frotar el globo con el trapo de algodón durante un buen rato, asegurándonos de que lo cargamos bien de electrones, tras lo cual lo cogeremos por la boquilla, mientras que en la otra mano sostenemos la bombilla por la parte de abajo, abrazándola bien.

Colocamos el globo muy cerca de la bombilla y lo movemos rápidamente hacia delante y atrás, evitando que el mismo llegue a tocar la bombilla, y veremos cómo conseguimos que se encienda.

Haciendo volar bolitas de aluminio

Experimentos para niños de electricidad estática

Este es otro de los experimentos para niños más chulos, y en esta ocasión lo que vamos a conseguir es hacer que unas pequeñas bolitas de aluminio vuelen, para lo cual vamos a necesitar un trapo de algodón, dos platos de plástico, bolitas de poliestireno y un poco de papel de aluminio.

En primer lugar envolvemos las bolitas de poliestireno con un poco de papel de aluminio, y a continuación frotamos ambos platos con el objetivo de cargarlos de electrones.

Colocamos uno de los platos invertido sobre cualquier superficie, mientras que el otro, al colocarlo encima, veremos que se repelen, ya que al ser de la misma carga lo que hacen es separarse.

Sin embargo, como nosotros tenemos carga eléctrica positiva, es decir, estamos cargados de protones, colocaremos la mano por encima del primer plato, y el segundo plato, justo al ponerlo debajo, se pegara a la misma por las dos fuerzas tanto de atracción por parte de nuestra mano como de repulsión por parte de los electrones del plato inferior.

Lo único que tenemos que hacer ahora es poner las bolitas en medio, las cuales también estarán cargadas positivamente, y comenzarán a levitar.

Las pompas mágicas, experimento para niños divertido

Experimentos para niños de electricidad estática 1

Para este experimento vamos a necesitar agua jabonosa, una pajita, un tubo de PVC y un trapo de algodón.

Vertemos el agua jabonosa sobre una superficie que puede ser una mesa o, más fácil, un recipiente.

Nos ayudamos con la pajita para hacer una pompa, la cual está cargada con protones, es decir, con energía positiva, y ahora pasamos a frotar el tubo de PVC con un trapo de algodón, lo cual significa que lo vamos a cargar de electrones, es decir, con energía negativa.

Cuando acerquemos el tubo a la pompa, veremos que esta segunda se desplaza en la dirección del primero, por lo que podremos ir moviéndola sin tocarla gracias a la diferencia de cargas.

Truco para separar la sal y la pimienta, otro de los experimentos para niños más divertidos

Experimentos para niños de electricidad estática

Vamos a finalizar esta colección de experimentos para niños de electricidad estática con este interesante truco que además puede llegar a ser muy útil, el cual se basa en separar la sal de la pimienta.

Para ello vamos a necesitar sal fina, pimienta molida, un trapo de algodón y una cucharilla de plástico o cualquier otra pieza de este material.

Mezclamos la sal y la pimienta en un montón, y a primera vista, poder separar todo eso es tarea prácticamente imposible, pero con este truco vais a ver que es mucho más fácil de lo que parece.

Lo único que tenemos que hacer es frotar bien la cucharilla o pieza de plástico con el trapo de algodón durante un rato, con lo cual vamos a cargarla con electrones, mientras que tanto la sal como la pimienta están cargados con energía positiva.

Teóricamente, lo que debería ocurrir ahora es que tanto la pimienta como la sal se pegasen a la cuchara, pero la realidad es que la pimienta pesa menos que la sal, ya que entre otros contiene menos humedad, con lo cual, si vamos acercando la cucharilla lentamente, llegará un momento en el que la pimienta saldrá despedida hacia la cucharilla pero la sal seguirá permaneciendo en su sitio puesto que la fuerza no es la suficiente como para levantarla también.

Éstos son algunos de los experimentos para niños que les ayudarán a comprender mejor el funcionamiento de la electricidad, y todo ello de la forma más interesante que es mediante trucos divertidos que siempre recordarán y podrán compartir con sus amigos.