Entradas

Descubre la energía eólica marina

Descubre la energía eólica marina

Vamos a aprender más acerca de la energía eólica marina, una alternativa que aporta numerosas ventajas con respecto a la instalación de otros sistemas de producción de energía eléctrica gracias a sus particularidades, de manera que vamos a conocer un poco mejor su funcionamiento y aquellas características que la hacen una alternativa con mucho futuro.

Descubre la energía eólica marina

Qué es la energía eólica marina

Se trata de una fuente de energía renovable que nos permite obtener energía eléctrica a partir de la fuerza generada por el movimiento del viento.

La energía eólica se obtiene a partir de la utilización de aerogeneradores, y el caso de la energía eólica marina, se trataría del mismo sistema pero estando estos ubicados en alta mar.

De esta manera, se instalan parques eólicos marinos en zonas muy específicas donde las aguas no tienen profundidades excesivas, estableciendo el máximo en unos 60 m de profundidad, pero siempre lejos de las rutas de tráfico marino, fuera de espacios protegidos por su interés a nivel ecológico, y por supuesto también apartados de la costa, de manera que en la actualidad, como ejemplo, en Europa no hay ningún parque eólico marino que se encuentre a menos de 33 km de tierra.

De esta manera, observamos que se trata de un sistema que tiene un mínimo impacto en el medioambiente, ofreciendo a cambio la posibilidad de generar grandes cantidades de energía eléctrica que, tras seguir una ruta determinada, pasa desde el aerogenerador hasta la red de distribución que permite su consumo desde cualquier punto conectado a ella.

Cómo funciona la energía eólica marina

Su funcionamiento es muy simple, y lo podemos esquematizar del siguiente modo:

  • El viento gira las aspas del aerogenerador.
  • Mediante el buje, se transmite el movimiento a una multiplicadora que aumenta por 100 la velocidad de giro.
  • El eje de la multiplicadora envía el movimiento al aerogenerador.
  • La energía cinética se transforma en electricidad.
  • Un convertidor pasa la corriente de continua a alterna.
  • Mediante un transformador se aumenta la tensión.
  • La electricidad viaja por cables submarinos a una subestación.
  • En la subestación se produce el aumento de voltaje, dando lugar a una corriente de alto voltaje de más de 150 kV.
  • Mediante cables submarinos, la energía se envía ahora a la red de distribución, la cual será la encargada de llevar la electricidad a los puntos de consumo.

Ventajas de los aerogeneradores marinos

Los aerogeneradores marinos cuentan con grandes ventajas con respecto a los demás sistemas de producción de energía, así como incluso en relación con los generadores que se instalan en tierra.

Algunas de las ventajas más destacadas son:

  • Al encontrarse en alta mar, la fuerza del viento es mayor, lo que significa que los aerogeneradores van a producir una mayor cantidad de energía en un menor tiempo. De hecho, se calcula que pueden llegar a doblar la producción con respecto a un aerogenerador ubicado en tierra firme.
  • Están apartados lo suficiente como para minimizar el impacto acústico.
  • No ocupa un espacio que puede ser dedicado para otros menesteres al encontrarse en el mar.
  • Permite crear parques de enormes dimensiones, sin otros límites más que aquellos que sean impuestos por las características del lugar en el que se vayan a instalar.
  • Al ser instalados en lugares estratégicos, se minimizan las molestias que puedan ocasionar al transporte marítimo.
  • Se trata de energía inagotable, ya que se produce a partir del viento.
  • Tampoco produce impacto visual.
  • No contaminan ni generan ningún tipo de residuo.

La energía eólica marina a través de aerogeneradores, es una solución que aporta grandes ventajas, aunque cabe partir de la base de que requiere una importante inversión, pero a cambio obtendremos una producción estable y que además también reduce el impacto en el medioambiente.

La capacidad de energía eólica del mundo aumentó un 20 % en el ultimo año 1

La capacidad de energía eólica del mundo aumentó un 20 % en el ultimo año

Los parques eólicos marinos y los proyectos en tierra en EE. UU. Y China impulsan uno de los años más sólidos de la historia.

La capacidad de energía eólica del mundo creció casi una quinta parte en 2019 después de un año de crecimiento récord para parques eólicos marinos y un auge en proyectos en tierra en los Estados Unidos y China.

El Consejo Mundial de Energía Eólica descubrió que la capacidad de energía eólica creció en 60,4 gigavatios, o 20%, en comparación con 2018, en uno de los años más fuertes registrados para la industria mundial de energía eólica.

El crecimiento fue impulsado por un año récord para la energía eólica marina, que creció en 6.1GW para formar una décima parte de las nuevas instalaciones de parques eólicos por primera vez.

El informe anual del consejo descubrió que Estados Unidos y China siguen siendo los mercados más grandes del mundo para el desarrollo de la capacidad de energía eólica en tierra. Juntos, los dos países representan casi dos tercios del crecimiento mundial en energía eólica.

El COVID-19 retrasa la construcción de proyectos Eólicos

El brote de virus podría haber retrasado la construcción de proyectos de energía en línea con una desaceleración económica en el desarrollo de fabricación e infraestructura, pero el consejo cree que Coronavirus aún podría presentar una oportunidad para la industria eólica.

El brote podría ser un hito económico e instó a los gobiernos a utilizar la creciente industria para ayudar a impulsar la recuperación económica.

No solo es energía, también ofrece muchos puestos de trabajo

Un solo proyecto eólico marino podría soportar aproximadamente 4,470 empleos con $ 445 millones en producto interno bruto (PIB) durante la construcción y 150 trabajos en curso con $ 14 millones de PIB anualmente de mano de obra de operación y mantenimiento, materiales y servicios. Estos resultados se basaron en un proyecto de 600 megavatios en el sitio de referencia de Port Arthur con una fecha de operación comercial de 2030.

El futuro esta en el viento del mar

Si la próxima generación de parques eólicos puede flotar, y si los costos pueden mantenerse bajos, podría marcar el comienzo de una era de energía casi ilimitada y libre de emisiones. La Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que las turbinas eólicas flotantes podrían ayudar a proporcionar suficiente electricidad para satisfacer las necesidades de electricidad del mundo 11 veces, según la demanda de energía esperada en 2040.

energía eólica marina

Turbinas flotantes: ¿el futuro está en la energía eólica marina?

La energía eólica es, junto con la solar, pilar fundamental en el desarrollo de las energías renovables. La fuerza del viento, recurso inagotable en el planeta, es la base de este tipo de energía para generar electricidad. Pero es difícil conseguir un terreno donde asentar a los molinos necesarios. No es fácil tener acceso a un lugar que reúna todas las condiciones ideales para instalar un parque eólico. Muchas personas se quejan de tener cerca de sus casas esas aspas gigantescas. Pero no ocurre eso en el agua. Y por eso es cada vez más frecuente ver este tipo de instalaciones en el océano. Por eso, existe una tendencia que ubica el futuro de las energías renovables en la energía eólica marina.

Cómo funciona la energía eólica tradicional

La energía eólica es la que se obtiene gracias a la fuerza del viento. El proceso es sencillo. El viento mueve unas gigantescas aspas. Debajo de cada una de ellas existe un aerogenerador. Cuando el viento mueve una hélice, se activa un sistema mecánico que hace girar el rotor de un generador que produce energía eléctrica.

Para que la instalación de estos molinos de viento resulte rentable, suelen agruparse en zonas delimitadas a las que se llaman parques eólicos.

Últimamente, las regiones rurales cercanas a estos parques han comenzado a mostrar ciertas reticencias a sus gigantescos “vecinos”. Sin ir más lejos, en Wildpoldsried (Alemania), el primer pueblo autosustentable del mundo, hay pobladores que se quejan de la “contaminación visual” de las aspas. Y por eso, en la región de Baviera ahora hay una nueva ley que no permite que entre una turbina eólica y una residencia privada haya menos de dos kilómetros de distancia.

Las ventajas de la energía eólica marina

Una instalación mar adentro evita la reducción de la velocidad del viento provocada por las construcciones urbanas. También es una manera de esquivar los bloqueos físicos o accidentes geográficos que puede presentar la tierra a pocos kilómetros de la costa.

Con una mayor velocidad del viento, aumenta la potencia que puede ser generada por un aerogenerador con el mismo tamaño de aspa. Además, el viento en el océano se ve afectado por muchos menos obstáculos que en la tierra. Esta ventaja significa que el aerogenerador puede funcionar más horas a lo largo del año.

Otro punto beneficioso de los aerogeneradores en el mar es que tienen un impacto visual mucho menor a los terrestres.

Por otra parte, en el agua se requiere una torre de menor altura que las que se utilizan en la tierra para aprovechar mejor la energía eólica.

Otra diferencia a favor de las turbinas eólicas marinas con respecto a las tradicionales terrestres es que las ubicadas en el mar no necesitan adaptación alguna al terreno sobre el que se erigen. Gracias a esa característica, las torres para producir energía eólica marina pueden ser producidas en masa. De esa manera, se reducen los costes de producción.

Los desafíos que propone el océano

La primera dificultad que hubo que superar es obvia. Cómo mantener erguida una columna gigante sobre el agua. La mayoría de los aerogeneradores del planeta están ubicados en el Mar del Norte. Como aquí el océano tiene suelos de profundidades inferiores a 50 metros, una opción es aprovechar la fuerza de gravedad. Así, el propio peso de la estructura garantizará que se mantenga fija y estable en la superficie oceánica.

La segunda posibilidad es la fijación de estacas en el fondo marino. En este tipo de instalación, se perfora el suelo para insertarle estacas en el interior de la excavación.

Sin embargo, hay zonas donde los vientos marinos son excelentes para aprovechar y generar energía eléctrica pero la profundidad del océano es superior a 50 metros. ¿Cómo se hace en esos casos? Se utiliza el método por adherencia. Esta técnica implica que implica una conexión entre una plataforma flotante y anclas clavadas en el fondo del mar.

Otro problema es la corrosión acelerada de los elementos de las turbinas debido al ambiente salino en el mar. Hay que utilizar los mejores y más resistentes materiales. Y también, realizar un mantenimiento muy exhaustivo.

La siguiente dificultad fue transmitir la energía generada por la turbina. Las líneas subterráneas llegan hasta la costa. En la energía eólica tradicional se utiliza la corriente alterna. Pero bajo el agua es más seguro en corriente continua.

La energía eólica marina en España

España es uno de los países líderes en el desarrollo de energía renovable. El 2018 fue el segundo mejor año de la historia planetaria en inversión en energía eólica marina. Esta tecnología recibió 25.700 millones de dólares. Sin embargo, en nuestro país el segmento “off-shore” solo existe gracias a un único aerogenerador marino, que está ubicado en las Islas Canarias.

La geografía española tiene particularidades que complican la instalación de turbinas dentro del agua. Las costas de España se caracterizan por sus profundidades superiores a los 60 metros a distancias relativamente cercanas a la tierra.

Por eso, como lo vimos anteriormente en este artículo, se necesitan estructuras flotantes para estabilizar los aerogeneradores y de esa manera anclarlos al mar.

Esta técnica es bastante costosa con respecto a las facilidades para instalar otro tipo de energías renovables, como la eólica tradicional y la solar, que son ampliamente las más difundidas por el país.

Todas estas situaciones se han conjugado para que a energía eólica marina todavía esté lejos de llegar a su máximo potencial en España.

bombilla agua

La otra cara de las borrascas: récord de energía barata

Desde el jueves de la semana pasada y durante todo el fin de semana previo a las Navidades, España fue azotada por las profundas borrascas “Elsa” y “Fabien». Estos dos fenómenos alcanzaron a casi todo el país con fuertes lluvias y ráfagas de vientos huracanados con velocidades de hasta 160 kilómetros por hora. Lamentablemente, dejaron víctimas mortales en Santiago de Compostela, Asturias, León, Madrid, Granada y Huelva.

El fuerte temporal trae siempre aparejadas malas noticias. Ninguna es peor que la pérdida de vidas humanas. Sumado a esto, hay que agregar las grandes pérdidas materiales provocadas por el viento y el agua que arreciaron por casi todo el país.

Sin embargo, estos fenómenos meteorológicos también tienen un costado positivo para los españoles:  energía barata, con menos costo de generación.

Energía renovable, energía barata

España es un país líder mundial en energías renovables. Ocupa el octavo lugar del ranking mundial de naciones que más dinero destinan a la generación de energía renovable. El año pasado incrementó 700% su inversión en energías renovables y totalizó 7.800 millones de dólares para construir centrales e instalaciones con estas tecnologías verdes.

Las dos energías renovables que más crecieron en los últimos tiempos son la energía eólica y la energía solar. Más antigua, pero no menos importante aunque con más problemas para el medioambiente, es la energía hidráulica.

El temporal que golpeó a España los días pasados generó un aumento del viento y de las correntadas en los cursos de agua que incrementaron notablemente la generación eléctrica en base a estos recursos. Al tener un excedente al promedio normal proveniente de estas instalaciones, se desplomó el costo de la energía producida por el resto de las fuentes no renovables de energía. Y eso redunda en un beneficio para la economía de todos los españoles.

El precio de la energía

El podio de las energías más baratas del mercado mayorista está integrado por la energía eólica, la hidráulica y la nuclear, en ese orden. Por eso, desde la entrada de la borrasca en España, la producción de energía eólica alcanzó el 44% del total del sistema central. El 19,5% provenía de las centrales hidráulicas y la energía nuclear aportó el 15,28% del total.  Eso hizo que el precio de la electricidad cayera en picado. El sueño de la energía barata.

Los datos de este artículo son proporcionados por OMI-Polo Español S.A. (OMIE), que es una empresa regulada por el Convenio Internacional de Santiago, relativo a la constitución de un mercado ibérico de la energía eléctrica (MIBEL) entre el Reino de España y la República de Portugal, sujeta a la regulación sectorial eléctrica en España.

El mercado mayorista de electricidad podría a operar a niveles tan bajos como los alcanzados desde el 2014.  Para poner un ejemplo, entre las 3 de la madrugada y las 9 de la mañana del sábado pasado, la electricidad en el mercado mayorista se hundió hasta llegar a tocar los cero euros por megavatio hora.

Por qué crece tanto la energía eólica

El primer hecho que favorece el desarrollo de esta tecnología es que las actuales turbinas de viento son mucho más grandes. Estas gigantescas estructuras captan de manera más eficiente la fuerza del viento. Las mejoras en el proceso de fabricación de las aspas y molinos trajeron consigo una mayor eficiencia de la energía eólica. Así, mejoró drásticamente la rentabilidad de quienes invierten en este tipo de tecnología.

Energía limpia, ¿energía gratis?

Con la llegada del coste energético teórico a cero, no fue necesario el uso del carbón en la generación de electricidad a la red. La electricidad generada no se almacena, sino que se mantiene en la red central para su consumo inmediato. El avance de España en este tipo de energías limpias ya se había visto una semana antes de la llegada de las borrascas, cuando por casi dos días completos dejó de utilizarse al carbón para producir electricidad.

Con el avance de las energías renovables y la producción energética en los hogares, los empresas líderes del sector ven como sus costosas instalaciones son superadas por la inmejorable eficiencia de las instalaciones eólicas e hidráulicas. Ya no son necesarias para tener energía barata.

Energía barata, una tendencia de los últimos tiempos

El precio promedio diario durante el domingo previo a la Navidad giró en torno a los  1,94 euros por MWh. Esta cifra, en el día de la semana en el que menos energía se consume al ser una jornada no laborable para la mayoría de la población, es la mínima de los últimos seis años.

¿Cómo funciona el mercado mayorista de la electricidad? De manera marginalista, es decir que la última energía que se compra para atender toda la demanda prevista es la que establece el precio de las otras. Pero las energías renovables, la energía hidráulica y la energía nuclear ingresan de manera teórica al mercado a precio cero.

Sin embargo, aún con la impresionante rebaja de precios de los últimos tiempos, los consumidores españoles pagan una de las facturas eléctricas más costosas del continente. El precio medio de diciembre de había sido hasta antes de las borrascas de 39,45 euros el megavatio. En comparación con el mismo período del año pasado, el derrumbe del precio es impactante: el valor medio era de 61,81 euros.

¿Cómo está compuesta esta factura?  La cotización diaria del mercado representa el 35% de lo que paga el usuario con tarifa regulada. Los peajes de acceso significan el 45% de la factura y los impuestos el 20% restante.

Energía Eólica: por qué no para de crecer 2

Energía Eólica: por qué no para de crecer

En un mundo cada vez más preocupado y cuidadoso por el cuidado del medio ambiente, el consumo de energía se ha convertido en un tema central de la vida cotidiana. Las fuentes tradicionales de energía (combustibles fósiles) siguen siendo las más económicas en el corto plazo, pero en realidad su verdadero costo lo pagarán las futuras generaciones: un planeta contaminado. Sin embargo, el siglo XXI ya nos acostumbró a hablar de fuentes de energía renovables, como por ejemplo la energía hidráulica –que en realidad ya se utiliza desde comienzos del siglo pasado- o la energía solar. Pero hay un sistema que es el que más se incrementó en los últimos años: la energía eólica. ¿Por qué no para de crecer ?

Las ventajas de la energía eólica

La primera gran división entre las energías es según el origen de su fuente. Las dos grandes clasificaciones son las energías renovables o energías no renovables.

Como su nombre lo indica, la energía no renovable está condenada a desaparecer. El ejemplo más común es aquella energía que se obtiene gracias a los combustibles fósiles, siendo el petróleo la fuente más conocida de todas.

En cambio, la energía renovable es aquella que se obtiene gracias a recursos naturales que son inagotables en nuestro planeta.

Entre las energías renovables, podemos diferenciar la hidroeléctrica (se genera por la potencia de corrientes de agua), la energía solar (que se logra gracias a los rayos solares que impactan en la Tierra), y, entre otras más que no son tan comunes, la energía eólica.

La energía eólica es aquella que se obtiene gracias a la fuerza del viento, que mueve unas gigantescas aspas que a través de su accionar transforman la energía eólica en energía mecánica de rotación utilizable. Así, pueden hacer funcionar directamente las máquinas operatrices. O también se produce energía eléctrica. Este último caso es el más utilizado en la actualidad.

Debajo de casa aspa existe un aerogenerador que funciona de la siguiente manera: el viento mueve una hélice y gracias a un sistema mecánico se hace girar el rotor de un generador, normalmente un alternador, que produce energía eléctrica.

Para que la instalación de estos molinos resulte rentable, suelen agruparse gran cantidad de ellos en zonas delimitadas que se conocen como parques eólicos.

Por qué crece tanto su uso

Entre las energías no renovables, la energía eólica es una de las que más ha crecido alrededor de todo el planeta. Existen varios factores que ayudan al desarrollo de esta forma de energía.

Turbinas de viento más grandes

Las actuales turbinas de viento son mucho más grandes porque sus constructores aprovechan al máximo los avances tecnológicos. Gracias a la manipulación de materiales más livianos pero, al mismo tiempo, más resistentes, las aspas más modernas alcanzan una mayor altura de su estructura. Estas gigantescas e imponentes estructuras logran captar de manera más eficiente la fuerza del viento, para después convertirla en energía eólica.

Una mayor eficiencia para producir energía eólica

La calificación de energía verde o limpia, además de su seguridad, hizo que muchos fabricantes se interesaran especialmente en el desarrollo constante de la energía eólica. Existe una mejora real y comprobable en el proceso de fabricación de las aspas y molinos, que traen como consecuencia una mayor eficiencia de la energía eólica.

Con una mayor eficiencia para captar los vientos que llegan a la superficie terrestre,  se reducen drásticamente los costes en el primer proceso de fabricación. Así, aumenta la rentabilidad del beneficio obtenido por quienes invierten en el desarrollo de la energía eólica. A su vez, este ahorro de dinero genera que apostar al viento sea una inversión cada vez más rentable. Y así, el círculo virtuoso de la energía eólica se retroalimenta constantemente.

Reducción de costes en la producción de energía eólica a gran escala

Mejores construcciones y el abaratamiento de la producción motivan también un crecimiento del sector eólico dentro del ámbito de la energía. De esta manera, empresarios y Estados que fabricaban elementos de manera puntual para un objetivo específico, ahora financian solicitudes de fabricación a gran escala para producir energía eólica. Lógicamente, cuando las turbinas de viento son producidas en mayores cantidades, el coste total de fabricación e instalación de cada una de ellas se reduce considerablemente. Así ocurre con cualquier producto en las leyes del mercado.

Mayor conciencia acerca de la energía eólica

 Las nuevas generaciones traen inserto el concepto del cuidado del medioambiente. Y gran parte de la sociedad que creció bajo otro paradigma ecológico ya cambió su mentalidad.

De esta manera, cada vez hay más gente interesada en consumir energía solamente generada a partir de algún recurso natural renovable. 

La contaminación del aire es uno de los grandes flagelos para la humanidad. Para el año 2050, el 75 por ciento de la población de la Tierra vivirá en ciudades. Y el aglomeramiento de seres humanos genera gases y toxinas que se liberan a la atmósfera. Mientras eso sucede, la energía que vive del aire –la eólica- no genera ningún tipo de contaminación para el aire y el oxígeno que todos respiramos.

La energía eólica es una posibilidad de abastecerse de energética limpia y sostenible que vale la pena aprovechar. Por nuestro bien y el de todos los que nos rodean.

La energía eólica y las nuevas tecnologías

La participación de las nuevas tecnologías a partir de inversiones de las empresas gigantes del sector sin duda alguna ha promovido una evolución y expansión de la energía eólica a nivel mundial.

Empresas como Google, Microsoft o Facebook invierten grandes sumas de dinero  para desarrollar infraestructuras que aprovechen al máximo la energía eólica.