Entradas

¿Cómo la energía limpia podría mejorar la economía? 1

¿Cómo la energía limpia podría mejorar la economía?

Durante el 2020, uno de cada cinco países experimentará la disminución o congelación de sus ingresos per cápita.

Dado el impacto de los prolongados conflictos comerciales, la economía global experimentó su crecimiento más bajo en la década, siendo de 2.3 por ciento en 2019.

De acuerdo al informe de las Naciones Unidas, titulado Situación y Perspectivas de la Economía Mundial (WESP) 2020, el mundo podría experimentar un equilibrio en la economía siempre y cuando se contengan los riesgos.

  • En el mejor de los casos: se apreciaría un crecimiento de 2.5 por ciento a finales de 2020. Sin embargo, la inestabilidad financiera, reavivación de las tensiones comerciales e intensificación de los argumentos geopolíticos frustran este futuro.
  • En el peor de los casos: el crecimiento global se atrasaría hasta un 1.8 por ciento durante los próximos meses. Como consecuencia de una actividad económica prolongada de esta magnitud, surgirán importantes ralentizaciones para el desarrollo sostenible. Lo que incluye retrocesos en la creación de empleos y disminución de la pobreza.

Antia Guerras, el Secretario General de Naciones Unidas, comenta que “estos riesgos suponen repercusiones graves y duraderas en las perspectivas de desarrollo. Amenazan con fomentar la inclinación hacia las políticas internas, cuando la cooperación global tendría que ser el objetivo principal”.

¿Cómo la energía limpia podría mejorar la economía?

Por la obsesión de incrementar el PIB, las naciones más pobres desatenderán los aspectos que mejoran el bienestar social. La cultura de desigualdad, los crecientes niveles de inseguridad alimentaria, la pésima nutrición y la crisis climática, siguen perjudicando la vida de millones de personas.

El Subsecretario General de Desarrollo Económico y Economista jefe de la ONU, Eliot Harris, expresa que “los responsables de formular políticas están encerrados en un círculo vicioso y limitado, ignorando otros factores de igual o mayor importancia.”

Sugiere que deberían priorizar proyectos de desarrollos sostenibles para mejorar el sistema educativo, progresar en la energía renovable y crear una infraestructura resiliente: aspectos que mejoren el bienestar de la sociedad. Mientras un país evoluciona económicamente, puede conseguir una reducida emisión de carbono invirtiendo en una central energética limpia.

Para combatir el cambio climático, hay que complacer las necesidades energéticas a nivel global con un sistema menos contaminante o reducir los niveles de emisiones de carbono. Este fin requerirá grandes cambios en la industria energética, la cual se hace responsable de tres cuartas partes de las emisiones globales de efecto invernadero.

Las naciones con mayor avance industrial representan un porcentaje mayoritario y si los países en desarrollo se igualasen a las grandes economías, las emisiones de carbono ascenderían a más de 200 por ciento.

Toda espera que prolongue la inevitable evolución energética, puede duplicar los riesgos. No solo se expondrán a numerosos gobiernos e inversores a pérdidas repentinas, también se planearan nuevos conflictos para los objetivos relacionados al medio ambiente. Habría un gran retroceso en el objetivo global de alcanzar cero emisiones netas para 2050.

La adquisición de una matriz energética limpia no solo proporcionará beneficios a nivel ambiental, también favorecerá a la economía de muchos países. Para hacerlo realidad se precisa una combinación de políticas más equilibrada.

Por otro lado, el exceso de confianza en las políticas monetarias es pobre para estimular el crecimiento y provoca una serie de costes importantes. Entre ellos, el empeoramiento de las causas que evitan la estabilidad financiera.

Cada vez más economistas están de acuerdo que un sistema de combinación de políticas más equilibradas, capaces de impulsar el crecimiento económico, promover la igualdad de género, producción sostenible (respecto al medio ambiente) y una mayor inclusión social, es ideal.

Rendimiento económico mundial actual

En la Unión Europea, los problemas globales seguirán frenando al sector manufacturero. Contará con la compensación parcial de un crecimiento estable en el consumo privado, permitiendo que el crecimiento del PIB de 1.4 por ciento en 2019 a 1.6 por ciento en 2020.

En Estados Unidos, la reducción de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal establece las bases para el apoyo de la actividad económica. No obstante, debido a la prolongable debilidad empresarial, el decreciente estímulo fiscal y la incertidumbre política, se espera que su crecimiento del PIB se ralentice, pasando de 2.2 por ciento en 2019 a 1.7 por ciento en 2020.

Respecto a Asia Oriental frente a las demandas económicas actuales, se sitúa como la región del mundo que crece a un ritmo más acelerado y contribuye más en el crecimiento global. Se prevé que, en China, con el aporte de las políticas monetarias y fiscales, se moderará el crecimiento del PIB de 6.1 por ciento en 2019 al 6.0 por ciento en 2020 y 5.9 en 2021.

Con respecto a otras grandes economías emergentes, como Brasil, India, la Federación de Rusia y México, se espera un leve impulso durante los últimos trimestres de 2020.

Países más afectados

En los países del tercer mundo, el proceso hacia una mejor economía se ha paralizado.

África, por ejemplo, ha experimentado un mediocre crecimiento durante las últimas décadas del PIB per cápita, por no decir nulo. De igual forma, otras economías se están recuperando de la caída del precio de los productos básicos durante el periodo 2014-2016.  Como resultado, se maximizaron las pérdidas de producción y los esfuerzos por reducir el índice de pobreza decayeron.

Los cálculos de la ONU establecen que, para erradicar la pobreza en África, precisarán un crecimiento anual per cápita superior al 8 por ciento, en comparación al 0.5 por ciento que ha mostrado en los últimos años.

El número de personas que vive en pobreza extrema se ha elevado en distintas zonas de África subsahariana, Asia Occidental y América Latina.

El avance sostenido hacia la reducción de la pobreza exigirá un gran impulso para el crecimiento de la productividad y compromisos sólidos para abordar los elevados índices de desigualdad.

En un tercio de los países en desarrollo dependientes de productos básicos, que albergan a mil millones de personas, los ingresos reales medios son más bajos de lo que fueron a mitad de la década de 2010. El efecto llegó también a grandes economías, como Argentina, Sudáfrica, Arabia Saudita, Brasil, Nigeria y Angola.

estadio solar

Estadio Nacional de Kaoshing: la increíble pista que funciona sólo con energía solar

El avance de las energías renovables en el mundo es indetenible. Ya no es “el futuro”, como se decía hace unos años, sino que con decisión e inversión es el presente para la generación de electricidad en cualquier ámbito que uno quiera. La arquitectura sostenible es una nueva rama dentro de esa especialidad. La demanda de edificios y construcciones amigables con el medio ambiente, no contaminantes y que incluso generen recursos es una de las consecuencias de la utilización de las energías renovables. Un gran ejemplo de esto es el gigantesco Estadio Nacional de Kaoshing, en Taiwán, que funciona 100% con energía solar.

Cómo es la estructura

El estadio es un diseño del arquitecto japonés Toyo Ito. La capacidad total es de 55 mil espectadores y el coste de su construcción fue de 150 millones de dólares. Además de su funcionalidad, el estadio sorprende por su estética: tiene forma de óvalo y se parece a un dragón que emerge desde la tierra por el lado derecho de la entrada principal hasta rodear el césped.

La innovación en materia de utilización de la energía se puede observar en el techo y sus paredes laterales exteriores. Allí están instalados 8.884 paneles solares que proporcionan la electricidad necesaria para el funcionamiento de absolutamente todo el recinto.

En total, cubren una superficie de 14.155 m2 capaz de iluminar 3.300 luces en el estadio y dos pantallas jumbo que se encienden por completo en tan sólo seis minutos.

Pero eso no es todo. Esos paneles solares generan tanta energía que sobrepasan ampliamente las necesidades del estadio. Entonces, todo el excedente se redirige a través del sistema eléctrico hacia el barrio donde se encuentra el predio deportivo. Los días en los que no es necesario iluminar de manera artificial la pista, la energía producida por el Estadio Nacional de Kaoshing cubre el 80 por ciento de los requerimientos energéticos de la zona.

¿Cuál es el impacto positivo de esa energía generada? Gracias a este sistema de energía renovable se evitan liberar a la atmósfera 660 toneladas de carbono al año, que sería la contaminación generada si se utilizaran combustibles fósiles.

Modelo de sustentabilidad

El Estadio Nacional de Kaoshing es un ícono de la arquitectura sustentable, no solamente por sus paneles solares, sino por los muchos detalles de diseño ecoamigable que tiene en su construcción.

Las áreas verdes son uno de los aspectos prioritarios del proyecto. La construcción abarca 19 hectáreas, entre las cuales hay siete destinadas a áreas verdes públicas con senderos para bicicletas. También existe un bosque artificial en la parte posterior del estadio, parques y hasta un estanque ecológico.

El arquitecto japonés Toyo Ito utilizó solamente materiales locales para construir el estadio. De esta manera, evitó la contaminación generada por el transporte. Incluso, toda la vegetación que había en el lugar antes de la llegada del estadio fue trasplantada antes de preparar el terreno para la obra, para así evitar la pérdida de especies.

Por todo ello, el estadio Kaoshing se erige como un modelo de sustentabilidad, digno de ser imitado por futuras construcciones alrededor del mundo.

La energía china, una moneda de dos caras

El Estadio Nacional de Kaoshing es una muestra de la capacidad de China para generar políticas que promueven el desarrollo de energías renovables. Dejando de lado las disputas políticas entre la República Popular China y Taiwán, es innegable la influencia del gigante asiático sobre Taiwán.  Sin embargo, a pesar de que es un país líder en el mundo en este sentido, China también tiene otro costado totalmente opuesto. Nunca pudo cumplir con lo firmado en el Acuerdo de París contra la contaminación. Jamás alcanzó los objetivos de reducción de gases contaminantes emitidos hacia la atmósfera. Esto lo transforma en uno de los países más contaminantes del mundo.

China es el líder en producción de energía renovable. Tiene una capacidad instalada de casi 200 gigavatios. Además, es el mayor productor de turbinas de aire y paneles solares del planeta.

Sin embargo, la energía producida que es de origen renovable no alcanza el 20%. Un informe publicado a finales del año pasado por la World Energy Markets Observatory indicó que la emisión de gases de efecto invernadero se incrementó 2,3%. El aporte chino fue fundamental para que las emisiones globales aumentaran un 2% en 2018. El dato es muy preocupante, ya que en 2017 la suba había sido menor: 1,6 por ciento.

La tendencia del aumento de emisiones absolutas de China sigue creciendo, impulsada por el auge de su capacidad de industrial y su demanda de bienes de consumo en el exterior.

Se estima que el 66% de sus emisiones se explican por su dependencia del carbón para la generación de energía eléctrica.

A pesar de el avance en inversión en energías renovables, y ejemplos de arquitectura sostenible como el Estadio Nacional de Kaoshing, los últimos datos de la Administración Nacional de Energía de China no son alentadores.

China continúa construyendo plantas de carbón. Es más, el país redujo un 39 por ciento la inversión en energías renovables durante el primer semestre del año pasado. Pero además, su capacidad de extracción de carbón aumentó un 6% en 2018.

Estas cifras muestran que, a pesar de genialidades arquitectónicas como el Estadio Nacional de Kaoshing, el gigante asiático todavía tiene mucho camino para recorrer de en el sendero de las energías renovables. Y como es uno de los actores más importantes del planeta junto a la Unión Europea y a Estados Unidos, es necesario que asuma un rol prioritario en cuanto al compromiso con el cuidado del planeta, porque la Tierra es el único que podemos habitar.

tren solar

Un paseo por el primer ferrocarril a energía solar

Australia es uno de los países más desarrollados del mundo. Ese nivel de desarrollo tiene que ver también con algunos estándares ecológicos más altos del mundo. Sin embargo, no siempre eso alcanza para cuidar del medio ambiente. El desastre ecológico que significan los terribles incendios que azotaron el territorio australiano en los últimos meses muestran que todavía falta mucho trabajo en la prevención de los desastres naturales. Y marca también, como el calor y el sol pueden desatar su furia y hacer estériles los esfuerzos del ser humano por controlarlos.

Sin embargo, algunas veces el desarrollo tecnológico logra canalizar la potencia de la energía solar para mejorar la vida de las personas y, al mismo tiempo, cuidar el ecosistema. Un ejemplo es, justamente en Australia, el primer ferrocarril a energía solar del planeta.

Byron Bay, el lugar ideal para el proyecto

Que este tren se haya puesto en funcionamiento en Australia no sorprende porque este país siempre se posiciona a la vanguardia de la evolución en los medios de transporte que buscan adaptarse al medio que los rodea. En ese marco de conciencia por el cuidado del medio ambiente, hace dos años se inauguró en la tierra de los koalas el primer ferrocarril que funciona 100% gracias a la energía solar.

El ferrocarril en cuestión es el Byron Bay Train. Byron Bay es un exclusivo y lujoso destino turístico situado en la costa este de Australia. La ciudad tiene apenas cinco mil habitantes. Claro que en la época de verano la población se duplica. Esto se debe a la llegada de miles de fanáticos del surf que aprovechan sus paradisíacas playas para practicar este deporte tan arraigado en la cultura oceánica.

Byron Bay se caracteriza por un estilo de vida distendido, Durante el día, parece que los relojes no avanzaran. En pleno contacto con la naturaleza, este enclave australiano es el lugar ideal para el desarrollo del primer tren solar del planeta.

Cómo es el ferrocarril a energía solar

El Byron Bay Train conecta la estación de North Beach, en Sunrise Beach, con la plataforma de Byron Beach, situada junto al cruce a nivel de Shirley Street. De esta manera, uno puede viajar  directamente desde la playa hasta la zona residencial. Y viceversa, para salir de tu hogar y dirigirte en un medio de transporte ecoamigable a disfrutar de un buen chapuzón en las cristalinas aguas de la bahía soñada para tus vacaciones.

La formación está compuesta de dos vagones que recorren los tres kilómetros de distancia. El Byron Bay Train tiene capacidad para 100 pasajeros sentados. Además, hay espacio para que puedan viajar personas de pie, ya que durante el verano la demanda de traslados en la ciudad aumenta significativamente.

Por supuesto que el tren también tiene acceso para personas que se movilizan en sillas de ruedas. Y una sala de equipaje para bicicletas, para quienes necesiten seguir viaje una vez que el ferrocarril a energía solar arribe a alguna de sus dos estaciones terminales.

También se puede viajar con cochecitos de bebé y, sobre todo, tablas de surf que se trasladan de forma gratuita para los fanáticos de este deporte.

Cómo funciona el ferrocarril a energía solar

El servicio es gratis para niños de cinco años. Su costo es de dos dólares australianos para pasajeros de hasta 13 años y tres dólares australianos (1,84 euros) para los mayores de edad.

El trayecto que recorre el Byron Bay Train es parte de la línea de 132 kilómetros de largo que unía Casino con Murwillumbah, inaugurada en el lejano 1894. Este tren fue el propulsor del desarrollo de esta parte de Australia. Pero a finales del siglo XX, el ferrocarril perdió su rol ante el avance de los automóviles y cerró en 2004.

Ahora, la empresa Byron Bay Railroad Company restauró los tres kilómetros que unen el más exclusivo barrio de la ciudad con la playa favorita de los surfers para relanzar el antiguo tren. Pero le dio un condimento extra al transporte al convertirse en pionera si de preservación del ambiente hablamos.

Los techos de los vagones del tren, que mantienen el diseño de la década del ’60, con exteriores de una lujosa fina madera y asientos con un tapizado artificial que simula cuero, están recubiertos de paneles solares fotovoltaicos. A través de ellos, se genera la energía necesaria para que el viejo tren diesel recorra los rieles como lo hacía en su época de gloria.

Así, mientras uno viaja sentado y observa por la ventanilla el verde del campo australiano antes de llegar al amarillo de su arena, sentirá que está viajando en el transporte del futuro. Que en realidad, ya es presente, gracias a este ferrocarril a energía solar que muestra el camino hacia un futuro autosustentable en los medios de transporte.

 

ordenador móvil

Dispositivos móviles con energía solar

La energía solar es la energía renovable que está más alcance de la mano de los usuarios residenciales en todo el mundo. Pero todavía no es común observar dispositivos móviles con energía solar.

Es verdad que la energía eólica sufrió un desarrollo más fuerte en los últimos años, la necesidad de construir parques eólicos para su aprovechamiento aleja a este estilo de energía de las casas u hogares. Es más común observar las gigantescas aspas en espacios abiertos, rurales, alejados de la población. Incluso en el mar, con la cada vez más avanzada energía eólica marina. Allí se aprovecha al máximo la potencia del viento en un lugar sin restricciones físicas como el océano. En cambio, la energía solar es más accesible para un hogar. Los paneles se pueden instalar en un jardín pequeño. En la azotea o en el mismo techo de nuestra casa o edificio. Y a partir de ellos, aprovechar la energía solar fotovoltaica para el consumo diario de electricidad que necesitamos.

Cada vez es más común el hecho de que un usuario logre que su casa funcione casi en su totalidad gracias a la energía solar que produce con sus paneles. Esa energía se vuelva a la red y todos los dispositivos que conectemos recibirán la electricidad.

Refrigeradores, congeladores, lavadoras, hornos de microondas, y tantos otros electrodomésticos, están permanentemente conectados a la red. Pero hay otros dispositivos más tecnológicos que son de uso más frecuente, y que cada vez que su batería se agota, es necesario enchufarlos para volver a utilizarlos. Hablamos de teléfonos móviles. Y ordenadores personales, notebooks y netbooks. O tabletas personales. ¿Es posible alimentarlos gracias a energía solar?

El ordenador móvil del futuro

Este comienzo de año trajo una revelación. En las redes sociales, y entre los usuarios adictos a lo último de lo último en aspectos tecnológicos, apareció una supuesta patente de una tableta cuya batería se alimenta gracias a energía solar.

El gigante tecnológico Microsoft podría estar planeando algunos cambios revolucionarios para su modleo Surface Pro 8. Los bocetos que se filtraron muestran que el dispositivo podría estar equipado con un Type Cover con un panel solar incorporado.

La patente está fechada en el 2018 pero recién se hizo pública en estos primeros días del 2020. Lleva el nombre “Cubierta del dispositivo móvil con panel solar integrado”.

En la imagen filtrada se puede distinguir un dispositivo similar a la tableta Surface Pro, con una “cubierta solar” que actúa como un soporte y con un teclado integrado.

tablet energía solar

tablet energía solar

Lo que puede ser una revolución en los dispositivos móviles con energía solar aparece en la parte posterior. En la nueva cubierta aparecen cuatro paneles solares que se pueden usar para cargar el dispositivo desde una fuente de luz externa.

Es una idea maravillosa. En caso de que esta patente pueda ser desarrollada y verse plasmada en una tableta real, seguramente sea un éxito de ventas. Con el cambio de visión acerca de la utilización de la energía que ha sufrido la sociedad, un dispositivo que pueda alimentarse completamente gracias a la energía solar, sin estar conectado a la red eléctrica central, sería un paso gigante en el ambiente tecnológico para impulsar aún más el desarrollo de dispositivos móviles con energía solar.

Y demostraría con un simple ejemplo que las energías renovables no son algo alejado al usuario individual, sino que todos podemos acceder a sus bondades, beneficiando así a nuestro bolsillo y al medio ambiente.

SOL, el pionero de la energía solar

Hace ya siete años fue presentado el primer ordenador móvil que podía cargar su batería íntegramente con energía solar. Se trata del ordenador portátil SOL, que es capaz de cargar, en sólo dos horas, una batería que da para 8 o 10 horas de uso del portátil.

El principal problema que detectaron los usuarios fue justamente la practicidad de esa recarga gracias a la energía renovable.

Para lograr la recarga de energía, este ordenador portátil despliega unos paneles solares que se encuentran en su parte trasera, como si fuera una antena parabólica. No es muy estético. Y aunque cumple perfectamente con su cometido, finalmente necesitas demasiado espacio para utilizarlo como portátil.

ordenador energía solar

ordenador energía solar

En cambio, esta nueva patente de Microsoft que se filtró no expande el espacio físico del dispositivo. Es una gran ventaja. Y también es una muestra de todo lo que se ha avanzado en materia de dispositivos móviles con energía solar en los últimos años.

Baterías cargadas con energía solar

Desde hace ya algunos años muchas empresas fabricantes de teléfonos inteligentes han incorporado paneles solares en las carcasas o incluso en la pantalla del móvil. Pero, como la mayoría de las veces con nuevos inventos, los resultados no fueron satisfactorios.

Los primeros cargadores solares que salieron al mercado solamente mantenían la carga de la batería. O ni siquiera eso, apenas retrasaban el agotamiento. En cualquier cosa, la carga no aportaba más de 15% a la batería y solamente con el sol radiante impactándole de lleno

Con el desarrollo tecnológico de los paneles cristalinos  se mejoró sensiblemente la manera de alimentar diferentes dispositivos como móviles, tabletas e incluso ordenadores portátiles.

Pero es necesario entender que este tipo de tecnología funcionará mejor cuando reciba la luz solar de manera directa, sin ningún tipo de interferencia como las nubes o una ventana. Si no creamos las condiciones ideales, es muy probable que los paneles solares no trabajen al máximo de sus posibilidades, y así la recarga de la batería no sea la mejor.

Si uno va a comprar un cargador portátil que funciona con energía solar hay que tener en cuenta que si se pasa la mayoría del día en casa o en la oficina no tiene mucho sentido.

Estos dispositivos móviles con energía solar funcionarán correctamente mientras realizamos actividades al aire libre. En esas situaciones el cargador solar puede ser muy útil.

Con respecto a su durabilidad, los cargadores genéricos tienen una vida útil inferior a los dos años. El motivo es que la batería interna se desgasta por los irregulares ciclos de carga.

Evidentemente, queda mucho camino para recorrer en el desarrollo de los dispositivos móviles con energía solar. Pero sin dudas, el avance es indetenible.

El autoconsumo de energía solar es furor en Euskadi 2

El autoconsumo de energía solar es furor en Euskadi

El Ente Vasco de la Energía (EVE) informó que los proyectos de autoconsumo de energía solar crecieron un 1.600%  en el recientemente finalizado 2019, por lo que la potencia instalada por energía solar aumentó la increíble cifra de 5.200 por ciento.

Los datos surgen del Balance del programa de ayudas EVE 2019. En este trabajo,  se registraron 3.600 proyectos que fueron apoyados oficialmente a lo largo de todo el año.

Entre todos esos proyectos de autoconsumo de energía solar, aportan un ahorro energético del 0,6% del consumo final de energía de Euskadi.

En total, a través del programa de ayudas del Ente se destinaron quince millones de euros a subvenciones. El fuerte impulso estatal, y los diferentes cambios en las leyes fomentaron un crecimiento exponencial de los proyectos de autoconsumo de energía solar. De los 17 que había hace apenas dos años, ahora se pasó a 276.

El informe del EVE sobre el autoconsumo de energía solar

El programa de las ayudas del EVE recibió 3.598 solicitudes aprobadas de proyectos destinados a reducir el consumo energético.

El Ente explica en su informe de fin de año que «la contribución a la puesta en marcha de proyectos de aprovechamiento de fuentes energéticas renovables para la producción de electricidad ha destacado por los 7,8 megavatios que se han instalado en 2019, repartidos en 276 proyectos, en su práctica totalidad en instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo».

El crecimiento es espectacular e impresionante. Hace dos años, los 17 proyectos ni siquiera llegan a 150 kilovatios de potencia instalada. Un renglón aparte merecen las instalaciones de biomasa y geotermia porque se reparten al 50% los 6,6 MW térmicos instalados.

Los cálculos del EVE indican que con estos avances en tecnologías limpias para producir energía se «ha contribuido a la reducción del consumo de energía en los diferentes sectores en 29.658 toneladas equivalentes de petróleo/año, o, lo que es lo mismo, el 0,6% del consumo final de energía en Euskadi a lo largo de un año”.

Eficiencia energética

El Ente también destacó los tres programas de ayuda para contribuir de diferentes maneras a la «movilidad eficiente». «Con el objetivo de contener el consumo de combustibles en este sector», explicó el EVE, se destinaron 8,2 millones de euros.

Uno de los programas es Renove de Vehículos. Desde su implementación, solamente en dos meses se reemplazaron 2.411 vehículos antiguos por otros de alta eficiencia (Clase energética A).

Por su parte, el Plan Moves de Euskadi apoyó 235 actuaciones diferentes, 123 destinadas a la instalación de puntos de recarga y 112 a vehículos, un 95% de los cuales son eléctricos.

Por qué apostar al autoconsumo energético

 

La toma de conciencia por parte de la sociedad de la problemática de la energía basada en recursos no renovables es el punto de partida para apostar por el autoconsumo. Está claro que es una forma de ahorrar dinero y no contaminar el planeta. Y el informe del EVE demuestra que las políticas de largo aliento son fundamentales para darle a los ciudadanos un marco acorde a sus necesidades.

La sanción de La ley de autoconsumo energético,  aprobada en abril de 2019, facilitó la posibilidad de que los hogares aprovechen la energía solar.

Con esta norma se puso en el sistema de leyes español la idea que el «el sistema energético ha iniciado un proceso de transición hacia un nuevo paradigma caracterizado por la descarbonización, la descentralización de la generación, la electrificación de la economía, la participación más activa de los consumidores y un uso más sostenible de los recursos».

«El nuevo marco normativo sitúa al ciudadano en el centro del modelo energético, permitiéndole tener libre acceso a la producción y venta de la energía y haciéndole más responsable de su consumo», consideró en aquel momento Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

Los datos aportados por el EVE en su resumen de fin de año son la muestra más palpable de que cuando las normas colaboran, el ciudadano toma el rol de protagonista para cuidar su medio ambiente y al mismo tiempo reducir el gasto de dinero. El propio y el del Estado en general.

La ley de autoconsumo estipula que «la energía autoconsumida de origen renovable estará exenta de todo tipo de cargos y peajes».

Además, dentro de la norma se contempla la posibilidad de que los ciudadanos opten por un modelo con excedentes de energía. Si se genera más energía de la que necesita,  se podrá verter a la red eléctrica central la energía extra que las instalaciones produzca. Para eso necesitarás instalaciones “on-grid” o “híbridas”

Instalaciones On-grid

 

Estos sistemas utilizan paneles solares e inversores que están montados sobre la red eléctrica y aportan su producción a la misma.

En el corto plazo ayudan a conseguir un fuerte ahorro en el costo de la factura. Es que cuando la producción eléctrica excede lo consumido por el hogar, la energía excedente se entrega a la red principal para ser utilizada.

Estos sistemas no necesitan baterías. Esto abarata su costo porque necesita una instalación mucho más económica. Eso sí, una advertencia: no funcionan ante un corte de energía.

Instalaciones híbridas

 

Son la tendencia mundial para quienes buscan el autoconsumo de energía solar. Combina lo mejor del sistema off-grid (como lo son su sbaterías) con el on-grid (al aprovechar la red eléctrica central).

energia solar

Cuál es la vida útil de los paneles solares

La energía solar es la más utilizada entre las energías renovables para generar electricidad en los hogares de todo el mundo. Es una energía limpia, sin contaminación sonora ni visual, y que luego de una inversión inicial a la hora de instalar los paneles solares, ayuda a ahorrar mucho dinero en la factura de la luz.

Para que la instalación de energía solar fotovoltaica funcione de manera óptima, hay varios pasos a seguir. Los paneles solares deben estar ubicados un el lugar en el que los rayos del sol impacten de manera directa, para aprovechar así toda su capacidad de generación energética. Y, con el correr del tiempo, llevar a cabo un buen mantenimiento de los paneles solares para que no trabajen de manera forzada y estirar así su vida útil.

¿Cuánto duran los paneles solares?

Los fabricantes de paneles solares ponen mucho esfuerzo en hacerlos duraderos. Una de las dificultades que deben sobrellevar es que tienen que ser capaces de soportar las inclemencias meteorológicas, sea el calor, el frío o mal tiempo. Como están instalados al aire libre, cualquier fenómeno meteorológico los afectará. Por eso, y ya sabiendo que su vida útil no es infinita, su duración dependerá de varios otros factores.

La norma general indica que la vida útil de un panel solar es de 25 años. Sin embargo, con un mantenimiento adecuado, un panel solar puede llegar a funcionar durante treinta años o más. Claro que su potencia disminuirá después de los veinte años por la degradación de sus células fotovoltaicas.

También hay que tener en cuenta la exigencia de generación a las que son sometidos los paneles solares. Con un excelente cuidado, su correcto funcionamiento puede llegar hasta 35 años. A partir de ahí, se debería verificar el poder de la instalación y asegurarnos de que la energía producida aún satisfaga las necesidades del hogar.

De hecho, una reciente decisión del International Centre for Settlement of Investment Disputes (ICSD) indicó por primera vez que la vida útil de las plantas solares fotovoltaicas alcanza los 35 años. Este informe puede ser un punto de partido fabuloso para los desarrolladores de paneles solares, ya que si las plantas solares pueden estar en servicio todo ese tiempo, se podrán calcular mejor los ingresos a obtener -como mínimo- durante este período de tiempo.

¿A qué velocidad se deterioran los paneles solares?

La potencia nominal de los paneles solares mono y policristalinos se degrada a alrededor de 0,5% por año. Sin embargo, los paneles solares de película delgada (a-Si, CdTe y CIGS) pierden sus cualidades a una mayor velocidad que los anteriores.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que los paneles solares no son los únicos elementos cuya vida útil debemos considerar. Las baterías y los inversores son parte fundamental de toda la instalación de energía solar. Por eso, también hay que controlar su correcto estado para estirar lo máximo posible su vida útil.

Como ya se mencionó anteriormente, las inclemencias del tiempo son el principal problema que deben enfrentar los paneles solares. Su superficie puede quedar cubierta por hojas, ramas, polvo, excrementos de pájaros, polen y hasta pequeñas partículas de contaminación en áreas urbanas.

Por eso,  a los paneles fotovoltaicos se les debe proporcionar una limpieza regular. Si los paneles solares están cubiertos por alguno de los elementos anteriormente citados, seguramente su rendimiento será deficiente. Aunque solamente se verán afectados en menos del 10 por ciento de su capacidad en promedio, estarás perdiendo dinero y acortando su vida útil. Los paneles solares estarán trabajando de manera forzada para compensar la falta de luz que reciben por la obstrucción que están sufriendo.

Mantenimiento de los paneles solares

Existen compañías especializadas en el mantenimiento de paneles solares. Sin embargo, si dispones de un poco de tiempo, no será necesario contratar ayuda profesional. Cualquier persona puede encargarse de la mayor parte del proceso de la limpieza de un panel solar.

En teoría, el mantenimiento tiene que realizarse una vez al año. Lo ideal es hacerlo por la mañana temprano o al caer la tarde. Estos momentos del día son los mejores porque el sol es menos intenso y entonces los paneles solares producen poca energía.

Para llevar adelante la limpieza de los paneles solares, te alcanzará solamente con un cepillo o una escoba. Con estos elementos, podrás eliminar todos los objetos que puedan haberse acumulado en la superficie de los paneles solares.

La segunda fase del proceso de limpieza consiste en pasar una esponja con algo de agua sobre la superficie de los paneles solares. Es fundamental que la esponja sea la más suave que puedas conseguir, para evitar rayar el panel. Además, el agua siempre tiene que estar tibia. La temperatura del agua es un factor clave, ya que si por error se utilizara agua fría, el choque térmico con un panel expuesto al sol y al calor podría dañar las células fotovoltaicas.

También hay que tener cuidado con la potencia del chorro de agua que limpiaremos el panel solar. Procura que sea bastante suave, porque un chorro de agua demasiado potente podría dañarlo debido a la presión del líquido.

 

energia solar

Conoce los 3 diferentes sistemas de energía solar que existen

Dentro de la lista de energías renovables que generan electricidad, la energía solar es la que más ha avanzado en los últimos tiempos en los países desarrollados. La clave para este crecimiento es que la fuente de energía es uno de los recursos que más abunda y más simple es de aprovechar: el sol.

El sol está todos los días en el cielo. Todos los días alumbra y envía su calor al planeta a través de sus rayos. Por eso, la energía fotovoltaica está destinada a, en el futuro no tan lejano, ser la responsable de la mayor cantidad de electricidad que se consuma sobre la faz de la Tierra.

Cómo funciona la energía solar

Los paneles solares que pueden verse cada vez con mayor frecuencia en todos lados absorben la energía de los rayos solares. A través de un proceso químico, estos paneles convierten esa luz en voltios. Esa energía se acumulará en baterías de 12v y luego será convertida a voltajes aprovechables de 120v.

Las diferentes tecnologías solares se pueden clasificar en pasivas o activas. Esta separación de basa en la manera de capturar, convertir y distribuir la energía solar.

Las tecnologías activas son las que utilizan paneles fotovoltáicos y colectores solares térmicos para recolectar la energía que llega al planeta desde su estrella más cercana.

Entre las técnicas pasivas, se encuentran distintas técnicas que se rigen bajo las normas de la arquitectura bioclimática. Por ejemplo, la manera de orientar a los edificios de cara al Sol. O también la elección de materiales con una masa térmica favorable o que tengan propiedades para la dispersión de luz. Y también, el diseño de ambientes a través de ventilación natural.

Qué son los paneles solares

Los paneles o módulos fotovoltáicos están formados por un conjunto de células fotovoltáicas. Éstas producen electricidad a partir de la luz que reciben en su superficie a través del llamado el efecto fotoeléctrico.

Según la clase de célula por la que está formado el panel, este elemento fundamental para la generación de electricidad a partir de la energía solar puede ser:

Monocristalinas: son los paneles solares que están compuestos de secciones de un único cristal de silicio. Estos paneles son fácilmente detectables debido a su forma circular u octogonal. Es más, si uno observa detenidamente los cuatro lados cortos de los paneles octogonales, podrá darse cuenta que en realidad son curvos, debido a que es una célula circular recortada.

Policristalinas: es cuando el panel o placa solar está formada por pequeñas partículas cristalizadas.

Amorfas: este es el caso de cuando el silicio no se ha cristalizado.

La efectividad de estos paneles es mayor cuanto mayor son los cristales. Sin embargo, también influyen otros factores: el peso, el grosor y el costo.

Las diferentes conexiones a la red eléctrica central

Off grid

Estos son los sistemas de instalaciones solares completamente desconectados de la red eléctrica. Los sistemas Off gris están instalados generalmente en lugares aislados que no tienen acceso a la red principal de energía.

Al estar completamente aisladas, estas regiones necesitan acumular la energía para que después pueda ser utilizada cuando ya no brilla el sol.

Un sistema off grid se compone de paneles solares, controladores, inversores y baterías con la capacidad suficiente para cubrir un tiempo calculado de consumos sin recibir energía.

Si como usuarios elegimos este sistema solar fotovoltáico para alimentar a nuestro hogar, deberemos tener en cuenta que es el que tiene el costo más alto por la integración de baterías. Además, las instalaciones off grid tienen dimensiones más grandes para cubrir la posibilidad de que existieran varios días sin poder generar energía debido a malas condiciones climáticas.

On grid

Los sistemas On grid son aquellos que utilizan paneles solares e inversores que están montados sobre la red eléctrica ya existente y aportan su producción a la misma.

La gran ventaja de este tipo de instalaciones en el corto plazo es que ayudan a lograr un gran ahorro en el costo de la factura. Cuando la producción eléctrica de nuestros paneles excede lo consumido por el hogar, la energía “sobrante” se podrá entregar a la red principal para ser utilizada.

Estos sistemas, como se encuentran conectados a la red, no necesitan baterías. Es que cuando los paneles no producen energía, el hogar utilizará el flujo tradicional que recibe de la red eléctrica original.

Este sistema on grid tiene la ventaja de su bajo costo y una instalación mucho más económica que en el caso de los sistemas off grid.  Además, se pueden instalar placas solares en diferentes tramos según nuestras necesidades y posibilidades de tiempo y dinero.

Estos sistemas no funcionan ante un corte de energía. Al estar conectados a la red principal, si se detecta un corte de electricidad, por seguridad, el sistema dejará de aportar su producción.

Híbridos

Los sistemas híbridos son la tendencia mundial en lugares con acceso a la red en los que se desea bajar los costes de energía eléctrica.

Un sistema híbrido es aquel que combina lo mejor de los dos sistemas anteriores. Por ejemplo, incorpora las baterías para funcionar como off-grid, pero aprovecha la red como una instalación on-grid.

Un beneficio que no se puede disfrutar en el sistema off grid aparece cuando “sobra” la energías generada. El excedente de producción energética de los paneles pueden volcarse a la red eléctrica existente para ser utilizado por otras personas.

Una ventaja con respecto al sistema off-grid es que las instalaciones híbridas suelen ser más pequeñas. De esta manera, puede instalarse este sistema en departamentos reducidos. Pero el problema principal es el económico: los inversores utilizados tienen un costo más alto que los inversores on-grid y off-grid

energía solar techo

Autoconsumo energético: 5 claves para ahorrar y no contaminar

El sistema eléctrico español es uno de los más diversificados de todo el mundo. Tal esa así que existen 14 distintas tecnologías –entre renovables y no renovables- que producen energía en España. Esta diversificación y el avance tecnológico hizo posible en los últimos años que los usuarios más innovadores puedan aportar su granito de arena a la red central de energía. Siempre, utilizando energías “verdes” o renovables. Para fomentar que haya más personas con esa iniciativa, este año se sancionó una nueva ley de autoconsumo energético. Y aquí te presentamos sus puntos más importantes y los beneficios que le ofrece esta legislación al medioambiente… y a tu bolsillo.

La ley de autoconsumo energético fue aprobada en los primeros días de abril de este año. La idea de la nueva norma es facilitar la posibilidad de que los hogares aprovechen la energía solar.

En el momento de ser aprobada, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) sostuvo que «el nuevo marco normativo sitúa al ciudadano en el centro del modelo energético, permitiéndole tener libre acceso a la producción y venta de la energía y haciéndole más responsable de su consumo».

Qué dice la ley de autoconsumo energético

El texto de la ley, establecido en el Real Decreto 15/2018, del pasado 5 de octubre, afirma que «el sistema energético ha iniciado un proceso de transición hacia un nuevo paradigma caracterizado por la descarbonización, la descentralización de la generación, la electrificación de la economía, la participación más activa de los consumidores y un uso más sostenible de los recursos».

Justamente, la ley se adaptó a los tiempos que corren, y a la existencia de esas distintas 14 tecnologías que aportan su energía al diversificado sistema eléctrico español.

Eliminación de impuestos

Según la normativa, «la energía autoconsumida de origen renovable estará exenta de todo tipo de cargos y peajes».

Esta es la primera medida para fomentar que cada usuario se anime a producir a través de medios autosustentables y ecológicos la energía que va a consumir en su hogar. “Cada uno produce lo que consume”, podría ser traducido a un lenguaje más coloquial y llano.

De esta manera, la ley de autoconsumo energético eliminó lo que se había conocido popularmente como «impuesto al sol», un gravamen que afectaba a las instalaciones que tuvieran contratados más de 10 kilovatios (kW). Sin embargo, este consumo es muy superior al promedio de un hogar residencial común.

Venta de la energía excedente

La ley de autoconsumo energético contempla dos modelos de autoconsumo: con excedentes y sin excedentes. En este último caso, a la energía producida en el hogar la consumen justamente quienes hayan instalado el dispositivo generador.

En cambio, en el modelo de autoconsumo con excedentes de energía, se contempla la posibilidad de que el usuario genere más energía de la que necesita su propia vivienda. En este caso, el usuario podrá verter a la red eléctrica central la energía extra que sus instalaciones produzca.

Además de colaborar con el sistema energético central, que no necesitará generar más energía ni utilizar al máximo sus recursos, el usuario que aporte energía a la red tendrá un beneficio económico. En la factura mensual se descontará un dinero equivalente a esa energía vertida. El máximo descuento que puede recibirse será equivalente al monto a pagar por la energía consumida, incluido en la misma factura. Nadie puede recibir más dinero del que debe pagar en su factura.

Un beneficio para usuarios individuales y para bloques de pisos

La nueva ley de autoconsumo energético permite la instalación de paneles solares en los bloques de pisos, que es donde vive el 66 por ciento de la población en España. Si los vecinos se ponen de acuerdo, podrán instalar paneles solares en la azotea del edificio.

¿Qué pasa si un solo habitante del edificio se opone a la instalación de energía solar pero el resto está de acuerdo? La ley indica que con la aprobación de un tercio de los propietarios, siempre y cuando estos representen al menos un tercio de las cuotas, será suficiente para que la iniciativa esté habilitada y ese edificio pueda reconvertirse en generador de energía verde.

Cuánta potencia puede ser instalada

Uno de los aspectos más positivos de la ley de autoconsumo energético es la eliminación del límite en la potencia del sistema generador que se quisiera instalar.

Antes, la potencia no podía ser superior a la energía contratada. Pero ahora, el tope está dado únicamente por una cuestión de espacio físico: se podrá utilizar para la instalación toda la superficie disponible en la azotea de la casa o edificio en cuestión.

Más energía, menos trámites

El texto de la ley de autoconsumo energético indica que «estarán exentas de obtener permisos de acceso y conexión» ya sea las instalaciones de autoconsumo sin excedentes como aquellas «con potencia de producción igual o inferior a 15 kW que se ubiquen en suelo urbanizado que cuente con las dotaciones y servicios requeridos por la legislación urbanística».

Muchas veces, un freno a las iniciativas para transformar los hogares en productores de energía para autoconsumo eran los engorrosos trámites y permisos que debían conseguirse antes de hincar la instalación.

Ahora, los trámites necesarios son mucho más simples: solamente hay que realizar el certificado de instalación eléctrica del sistema fotovoltaico y dar aviso a la comunidad autónoma y a la empresa distribuidora y comercializadora de energía.