Entradas

¿Cómo sé si estoy en el mercado libre o en el mercado regulado?

¿Cómo sé si estoy en el mercado libre o en el mercado regulado?

Si todavía no sabes si estás en el mercado libre o en el mercado regulado, es importante que conozcas las diferencias entre los dos mercados eléctricos, así como también te vamos a explicar las características de la tarifa que tienes contratada, con el objetivo de disfrutar de la electricidad de forma más sostenible en País Vasco o Navarra.

Diferencias entre mercado libre y mercado regulado

Lo primero y más importante para poder entender mejor las tarifas y conocer el modo en que nos van a afectar, es saber que en Euskadi y Navarra existen dos tipos de mercado que son el mercado libre y el mercado regulado.

Ambos tienen que someterse a unos impuestos que son el IVA y el Impuesto Especial sobre la Electricidad, que son el 21% y el 5,11% respectivamente, mientras que por otra parte, incluyen otro componente que son los peajes que representan el 75% de la factura.

En el caso del mercado libre, los peajes son regulados por la propia compañía comercializadora, que es la que pacta un precio por el cliente, mientras que en el mercado libre, este precio va a depender de la demanda, según lo que indique el mercado mayorista de electricidad.

A qué mercado afecta las nuevas tarifas eléctricas

Una vez que entendemos los dos tipos de mercado a los que podemos vincularnos, es el momento de estudiar qué clientes se van a ver afectados por la nueva tarifa eléctrica.

En este caso, el mercado regulado es el que va a incorporar los tres tramos diferenciados en la tarifa, mientras que el mercado libre en teoría seguiría manteniéndose.

No obstante, está claro que el cambio en el mercado regulado va a influir en el mercado libre, lo que significa que las comercializadoras se van a ver obligadas a modificar los importes de la tarifa eléctrica.

Descubre el tipo de tarifa que tienes contratada

Para poder comprender mejor tu factura a partir de ahora, es importante que sepas si tienes una tarifa dentro del mercado libre o del mercado regulado.

Para ello existen diferentes métodos que te detallamos a continuación:

  • Recibo de pago: independientemente de la compañía eléctrica que tengas contratada, en el recibo de pago debe aparecer un apartado donde se incluyan los datos de contacto, donde también se indicará si tienes una tarifa libre o tarifa PVPC que es la tarifa regulada.
  • Página web de la compañía: por supuesto, también puedes entrar en el área de clientes de la compañía que tengas contratada, donde encontrarás un apartado relacionado con el contrato que os vincula, donde se indicará el tipo de tarifa que has contratado.
  • Compañía: muchas compañías cambian de nombre en función de si el contrato lo hacen con tarifa libre o tarifa regulada. Por ejemplo, Iberdrola utiliza el nombre Iberdrola Clientes para mercado libre, mientras que para PVPC utiliza Curenergia.

Estos son básicamente los tres trucos que te van a permitir saber si estas en el mercado libre o en el mercado regulado, y recuerda que dependiendo de cada caso, te verás sometido a unas tarifas diferentes, con lo cual es importante que lo estudies bien y sobre todo puedas comprender correctamente tu factura eléctrica para poder administrarte mejor y de esta forma ahorrar una buena cantidad de dinero cada mes.

Cómo funciona la nueva tarifa de la luz

Cómo funciona la nueva tarifa de la luz

En los últimos días hemos oído hablar mucho acerca de la nueva tarifa de la luz, y es que se trata de un cambio significativo que es importante conocer para poder gestionar mejor nuestro consumo. Vamos a aprender cómo funciona la nueva tarifa de la luz en País Vasco y Navarra, así como descubriremos las diferencias entre el mercado libre y el mercado regulado.

Funcionamiento de la nueva tarifa de la luz

Desde el pasado día 1 de julio, entró en vigor la nueva tarifa de la luz, la cual afecta a Navarra y País Vasco, razón por la cual vamos a conocer más acerca de las características de esta tarifa para poder sacarle el máximo partido.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que se trata de una tarifa que está basada en la discriminación horaria, y que se caracteriza por aumentar la relevancia del consumo frente al importe fijo que ya pagamos de antemano.

De esta manera, el consumo pasará a ser el 75% de la factura en lugar del 60% que veníamos pagando hasta la fecha, mientras que el término fijo será un 25% de la factura en lugar de un 40% como venía siendo hasta el momento.

Esta nueva tarifa afecta a aquellos que se encuentran en el mercado regulado, es decir, en la tarifa PVPC, siempre y cuando en el contrato figure una potencia contratada inferior a 15.000 W.

Esto engloba fundamentalmente a los consumidores domésticos, que a partir de ahora pasarán a tarifar en tres tramos que son tramo punta, tramo llano y tramo valle.

Aunque no está diseñada para los usuarios del mercado libre en Euskadi o Navarra, estos también van a notar el efecto de estos nuevos cambios, ya que las comercializadoras se van a ver obligadas a adaptar el precio del contrato a los nuevos importes establecidos.

En este sentido, los que tengan una tarifa regulada, automáticamente pasarán a estos tramos, mientras que los que tengan contratada una tarifa en mercado libre, será su comercializadora la que se encargará de indicarles los nuevos cambios y las diferencias que se observarán a partir de ahora.

Diferencias entre mercado libre y mercado regulado

Para entender la forma en que va a influir la nueva tarifa de la luz, es importante conocer los detalles acerca de las dos tarifas que se pueden seleccionar que son el mercado libre y el mercado regulado.

En ambos casos vamos a tener dos elementos que son los peajes y los impuestos.

El peaje es lo que se paga por transportar y utilizar la energía, mientras que los impuestos incluyen el IVA que es un 21% y el Impuesto Especial sobre la Electricidad que supone un 5,11%.

En ambos casos, los impuestos son los mismos, pero existe una diferencia en cuanto a los peajes, ya que en el mercado libre es la comercializadora la que fija el precio, lo cual significa que el cliente sabrá en todo momento lo que va a pagar, mientras que en la tarifa del mercado regulado o PVPC varía cada hora en función del mercado mayorista de electricidad, por lo que el importe es diferente en cada momento y depende básicamente de la demanda de consumo energético.

La tarificación de luz PVPC - Todo lo que tienes que saber

La tarificación de luz PVPC – Todo lo que tienes que saber

En la actualidad, la tarificación de luz PVPC es la más generalizada, de manera que vamos a hablar un poco acerca de ella para que comprendáis de qué se trata exactamente, a la vez que os ayudaremos a averiguar si la tenéis ya contratada y, en caso negativo, os explicaremos cómo tenéis que proceder para su contratación.

Qué es una tarificación de luz PVPC

PVPC son las siglas de Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, y se trata de una tarificación de luz que se encuentra englobada dentro del mercado regulado y que antiguamente se conocía como Tarifa de Último Recurso.

Esto significa que los precios a pagar son los que han sido fijados por el propio gobierno.

Dentro del mercado regulado encontramos dos modalidades que son:

  • Tarifa por horas: atendiendo a la hora, el precio de la electricidad será diferente. En este caso es necesario tener instalado un contador digital.
  • PMP: son las siglas de Precio Medio Ponderado, y se utiliza en aquellos casos en los que el contratante tiene un contador analógico, los cuales no tienen capacidad para poder distinguir entre las horas de consumo. Básicamente, esta modalidad lo que hace es cobrar la electricidad en base al precio medio que ha tenido a lo largo de todo el mes.

Averigua si tienes contratada la tarificación de luz PVPC

Para saber si tienes la tarifa PVPC vas a necesitar la última factura eléctrica, donde te tendrás que dirigir al apartado “Datos del contrato” que te indicara el tipo de tarifa que rige tu contrato.

En este caso, para confirmar que tenemos contratada este tipo de tarifa, deberá figurar “Tarifa regulada” o “Tarifa PVPC”, y en caso contrario querrá decir que no la hemos contratado.

En caso de no tener esta tarifa, te explicamos cómo contratarla

Lo primero que tenemos que hacer es contactar con una comercializadora de referencia, ya que son las compañías que reúnen los requisitos exigidos por parte del gobierno para poder trabajar dentro del mercado regulado.

Estas comercializadoras tienen que estar reconocidas por la CNMC.

Antes de proceder a realizar la contratación queremos que tengas claros un par de conceptos:

  • Comprueba antes que no tengas una tarifa con permanencia en tu actual contrato.
  • Si tienes compromiso de permanencia y cambias a una nueva compañía, lo habitual es que tengas que abonar una penalización.
  • Recuerda que se trata de un trámite gratuito.
  • Una vez que tengas la tarifa PVPC, en caso de que cumplas los requisitos, podrás solicitar el bono social.

Dicho esto, pasamos a indicaros lo que vais a necesitar para poder cambiar a la tarificación de luz PVPC:

  • DNI del titular del contrato.
  • Dirección completa de la vivienda.
  • Potencia contratada que vamos a necesitar.
  • CUPS de la vivienda.
  • Cuenta bancaria en la que queremos domiciliar los pagos.

Una vez que lo tengamos todo preparado, podemos llamar por teléfono, enviar un correo electrónico o una carta por correo ordinario a la comercializadora elegida para solicitar el paso a la tarificación de luz PVPC, pudiendo solicitar el bono social en el mismo trámite siempre y cuando cumplamos con los requisitos.